Opina Una Venezolana: El gobierno de Ucrania quiere prohibir la posición del Misionero.

OPINA UNA VENEZOLANA.-

(FOTO DE INTERNET)

¿Usted sabe dónde queda Ucrania?, con gusto  le enseño: es un pequeño país ubicado en Europa Oriental y antes  de llamarse nuevamente Ucrania la  llamaban “República Socialista Soviética  de Ucrania” , por un mal empeño de los comunistas soviéticos. Gracias a la muerte natural del comunismo, a su implosión y al ahínco de sus provincias obligadas, Ucrania alcanzó su plena liberación en 1991, “eso fue  ayer mismito”. Es un país bastante pequeño, su gente sufrió todos los embates de todo tipo de bárbaros… Pero ahí están, sobresaliendo a pesar de todo.

Para ser más exactos, es el país vecino a Rusia, Bielorrusia, Polonia, Eslovaquia  y su actual sistema de gobierno es semi -presidencialista. Sufrieron también uno de los mayores genocidios, aunque poco conocido: El Holodomor, en el cual más de medio millón de personas murieron de hambre estratégicamente causada y teledirigida por Stalin. Todos sus intelectuales y militares de alto rango de aquella época fueron eliminados, ya saben cómo es eso, primero hay que eliminar las neuronas y a los estrategas. Nada es casual en las revoluciones.

Lo cierto es, que les ha costado un mundo levantarse, la mayoría de la población aún siente mucho miedo de volver atrás o han migrado y por eso el índice de natalidad es bajo, no quieren ver sufrir a los niños, los adultos ucranianos de hoy… Son aquellos niños que vieron morir a sus padres por pensar distinto. Les quedó grabado en el alma.

Cuando los gobiernos toman medidas desesperadas, inventan cualquier barbaridad sin pensarlo bien, por eso es que para nada es descabellado que la población civil participe activamente y se haga sentir cuando los gobiernos quieren pensar por uno, sobre todo cuando de sexo se trata, no importa las otras variables menos importantes como la libertad de conciencia, la propiedad privada, la libertad de culto, disentir si no nos parece, acceso a la justicia y esas menudencias que van detrás del sexo. Eso parece que está pasando allá en Ucrania, ya saben ustedes que yo me ocupo del ombligo de los demás y no del mío propio. Honestamente, mi sistema de cable no incluye ningún canal ucraniano, jamás he pisado esa tierra y no sé mucho sobre ellos, pero les apuesto que ustedes, al igual que yo, han volteado la mirada hacia Ucrania con esta noticia: “El gobierno de Ucrania está pensando seriamente en prohibir la posición del Misionero”, ¿La razón? Pues parece ser que ésta posición no es la mejor para que los espermatozoides hagan de las suyas y a toda costa y como sea, los gobernantes pretenden poblar Ucrania así sea a punta de leyes.

Pero volvamos al misionero, del cual estoy segura que usted sabe mucho sobre esta  gloriosa posición pero jamás había escuchado hablar de Ucrania, apuesto mis talegos a eso. Lo cierto es que, según la congresista ucrania promotora de la idea, si usted practicara otro tipo de posiciones amatorias sería una madre más fecunda o un padre más padrote, según sea el caso. ¿Usted se imagina estar de pronto con su pareja  en posición “misionero”, de repente recuerde la ley…y  salga con un ¡oh señor!, y tenga que gritarle ¡salte! Salte! Que nos pueden multar? Tendrán que ir pensando muy bien la estrategia estos ucranianos y pactar antes de cualquier acercamiento amatorio: “Ya sabes Krochenko* lo podemos hacer de todas las maneras menos cristianamente”. Hay que apostar al auto control del Sr Krochenko y la Sra. Krochenko, quienes  mientras retozan y experimentan  sístoles y  diástoles a toda máquina, deben vivir con esa espada de Damocles. Y me pregunto yo: ¿Cómo controlarán las autoridades ucranianas estos delitos de lesa humanidad?, a mí se me ocurre –para ayudarlos- que sólo es posible de dos maneras, pienso yo: 1) Que el acto amatorio sea público y notorio ante autoridad debidamente certificada, investida y con experiencia en la materia (el funcionario debe saber distinguir las distintas posiciones, con máster en Kamasutra expedido por la universidad de Kiev, de ser posible) 2) Trabajar  y juzgar a la población bajo estado de sospecha. Con esto último, bastará con observar las pupilas de la gente y así se sabrá quién hizo el amor anoche. En este caso, las autoridades tendrán que portar plaquita de inspector  con  pupilómetro en mano. No veo otra manera.

En la pirámide de Maslow, uno llega a la puntica solo cuando ha cubierto todo lo demás. Traducido quiere decir, que uno se ocupa primero de lo básico y, cuando un Estado logra que todos sus ciudadanos tengan casa propia, comida, educación, tiempo libre productivo, seguridad, paz, trabajo seguro y bien remunerado, salud preventiva, infraestructura, PIB razonable, campos productivos, auto abastecimiento alimentario, intercambio comercial rentable… Entonces pasa a ocuparse de regular las posiciones sexuales, porque ya no tiene nada más en que ocuparse.

Cuando leí la noticia y la analicé en mi sofá Junguiano, respiré tranquila: Menos mal que Ucrania queda lejos, en tanto  aquí…podré seguir disfrutando del “misionero”,  aunque no de los demás.

*Krochenko me suena a  ucraniano…me disculpan, no tengo las páginas amarillas de Kiev.

Loly García

 

 

Bajo la protección del Articulo19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: