¿Por qué Elegir a Henrique Capriles?

OPINIÓN.-

GUILLERMO SUÁREZ (EFE)

GIULIANA IPPOLITI. No vengo yo aquí a decirle que usted debe sufragar por el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática debido todas las carencias que aquejan a este país. Interminable resultaría ser la lista de cosas que simplemente, no funcionan bien. Demás sabemos usted y yo, que en Venezuela la empresa encargada de gestionar la energía eléctrica no sabe nada al respecto, que los alimentos de primera necesidad no son compatibles con el alcance del sueldo mínimo, que ya no sabemos muy bien de qué va eso que solíamos llamar seguridad, que un hueco en una autopista puede valernos toda la vida, y que quienes nos gobiernan, parecieran no haber salido desde hace mucho tiempo a mirar la tierra que dicen amar.   

Comenzaba yo el bachillerato cuando toda esta historia del socialismo reinaba en los titulares de los diarios. Había mucho de él, el hombre mulato de discurso hacía el pueblo, en la televisión. Seis de la mañana, ojos llenos de lagañas, bostezos prolongados, y él, siempre él, demasiado él. Chávez, desde aquél entonces se había convertido en el día a día. Han pasado catorce años, nada ha cambiado demasiado, o bueno sí, ya las promesas son olvido y el socialismo sigue siendo promesa, ¿Me explico? Ojo, que no he venido a narrarles trabalenguas. Más bien quiero alejarlos un poco de eso, ya hemos tenido demasiado.

Me gusta pensar, para así hacerme entender, que Venezuela es una hermosa mujer, y que el Alto Mandatario Nacional es su marido. Así pues, -como es normal- está entre los deberes de él, tratarla a ella como una reina. Sin embargo, y al parecer es bastante obvio que, Hugo Chávez no ama lo suficiente a su mujer. Primero porque pareciera despreciar a una parte importante de los hijos de ella, y segundo, porque al verle siente uno pesar por su mal aspecto y deterioro.

Entonces… ¿Qué pasa cuando las cosas no funcionan en un matrimonio?

 ¡Divorcio!

Cuando a una la cortejan y le habla bonitico, es más fácil atreverse. Los cambios son buenos, es más, son elementales. Bien lo dice aún Mercedes Sosa en los sonetos de ese “Todo Cambia” tan infinitamente sublime. Henrique Capriles es el hombre que desde hace algún tiempo quiere para él todo lo que representa esa hermosa mujer.

Que si es o no es mejor que Chávez, no importa. Ya sabemos, sí que lo sabemos, que el de ahora, no funciona.

La corta edad que me acompaña en las líneas que le escribo me ha enseñado que la vida es siempre mejor cuando se arriesga uno a perder la comodidad. Permanecer como estamos, es aguardar sumisos a que el tiempo siga pasando frente a nuestros ojos, apoyar el cambio es intentar ir por algo mejor. Puede que resulte, puede que no, pero el intento vale la pena.

Henrique, parece ser un buen muchacho, a leguas se le nota el cariño por esa madre nuestra, así que vamos, demos el visto bueno, votemos, ese matrimonio no tiene pérdida.    

 

Bajo la protección del Articulo19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.

Comments
One Response to “¿Por qué Elegir a Henrique Capriles?”
  1. Jesús dice:

    Estoy de acuerdo contigo colega, en que quizas HCR no llegue a arreglar todo el caos que nos dejan estos 14 años de corrupción, pero estoy seguro que en tres años por lo menos activamos nuestra economia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: