Tombuctú sí existe y está al borde de una crisis humanitaria

OPINIÓN.

(AFP, Romaric Ollo Hien)

GIULIANA IPPOLITI. Cuando se mira la majestuosa arquitectura que adorna los atardeceres de la desértica tierra de Tombuctú, es posible llegar a imaginarse a uno mismo jugando con las líneas de alguna exquisita novela de amor y batallas libradas por grandiosos guerreros africanos en busca de su reivindicación como líderes territoriales.

La verdad es que no hay nada más sublime que un paraíso terrenal, imponente, elocuente y vivaz, y Tombuctú, la ciudad más poblada de Malí en África, es todo eso. Sin embargo, desde que se perpetrara el Golpe de Estado por parte de soldados insurgentes que derrocaron al presidente Amadou Toumani, la rebelión en el norte se facilitó para los militantes de Al Qaeda y sus bien conocidas formas de llegar a destruirlo todo.

 El pueblo que alguna vez fuera conocido como “La Perla del Desierto” ya no es el mismo, su arte ni siquiera luce igual. El hambre y la desesperanza gobiernan la vida de los hombres, mujeres y niños que decidieron quedarse tras la violenta rebelión que permitió a los rebeldes hacerse con el dominio de su territorio. Los asesinatos, violaciones y saqueos están a la orden del día. La libertad de pensamiento es ahora algo que alguna vez existió, las escuelas antes laicas fueron convertidas en madrazas coránicas, y a los niños ya no se les enseña a leer, se les ideologiza.

 Dicen los abuelos que es más fácil destruir lo que alguna vez fue construido, que empezar a poner ladrillos en una pared que apenas levanta altura. También creen los de antaño, que es mejor dominar a un pueblo temeroso que gobernarlo con voz y voto. Son sabios ellos, porque saben que hay tantas verdades entredichas en este cíclico mundo, como granos de arena en el Sahara que rodea al Tombuctú que hoy está en crisis.

 Puede que usted lea mis líneas sin apenas imaginar a la madre hambrienta con el niño desnutrido en brazo, mientras espera un milagro que le regale una taza de arroz o un poco de agua, o puede que efectivamente comience a sentir empatía por el pueblo que antes creía inexistente, pero que ahora sabe, está al borde de una profunda crisis humanitaria.

Asnar Dine es el movimiento rebelde que hoy ultraja la tranquilidad de un pueblo africano que fue testigo del surgimiento de una mítica ciudad intelectual, con grandes e importantes universidades, llena de cultura y amor por lo propio.

 Asnar Dine representa vejación, miedo, acoso, asesinato y la destrucción de todo aquello que alguna vez fue Tombuctú.

Los militantes de Asnar Dine, deben ser apresados.

En el mundo de importantes personalidades, se cree que conversando entre whiskys y café, lograrán soluciones. Que los debates entre diplomáticos atemorizaran a los culpables, que una vida puede ser salvada por una sanción, que las palabras en boca de un gran personaje político es la mejor respuesta posible al hambre y a la muerte injustificada.

 Es momento de que la Comunidad Internacional haga algo más. Se trata de seres humanos. 

___________

SOBRE EL AUTOR:

Giuliana Ippoliti. Era apenas una niña cuando supe que quería escribir para siempre (cuando uno es niño todo es para siempre). Venezolana con ascendencia italiana. Creo en las oportunidades, en las sonrisas de infantes y en los secretos que dejan de esconder las nubes. Internacionalista, escritora independiente, y amante empedernida del África pura.

_____________

Bajo la protección del Articulo19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: