¿Primavera Árabe o Ríos de Sangre?

OPINIÓN.

KARLA CASTELLANO. Aunque el mundo vive en constantes conflictos, -y sobre todo  los países asiáticos y africanos- las revoluciones y protestas que se vienen dando en el Sahara Occidental y el Medio Oriente desde 2010 hasta hoy en día, han servido de temas de debates y discusión. Dichos alzamientos – que principalmente vienen ocurriendo en el Medio Oriente- han traído como consecuencia un gran derramamiento de sangre, y si bien buscan instaurar sistemas de gobiernos diferentes (democráticos para occidente) engloban en su causa diversos motivos como la corrupción de los gobiernos, reelecciones indefinidas, alza de precios en productos básicos, demanda de empleo,  mejora en las condiciones de vida ausencia de libertades y la reivindicación de los derechos humanos.

Lo increíble del caso, es que ha sido la modernización y el avance tecnológico lo que le dio la mayor efectividad a las protestas. En este caso Internet, pues diversas manifestaciones fueron convocadas a través de las distintas redes sociales como Twitter y Facebook. cabe destacar que estos países viven en restricción de libertades y condiciones precarias, algunos por carecer de recursos económicos, otros por vivir en la ortodoxia del Islam. Así pues, como ha sido Occidente donde se han desarrollado dicha  tecnología, se le acusa de influir en estos alzamientos de manera directa e indirecta.

La Primavera Árabe lleva a cuestas centenares de víctimas (más de 9000 según cifras de la Organización de Naciones Unidas) y aun el conflicto y las hostilidades siguen fuertes en países como Siria, donde se ha desatado una crisis humanitaria que ha inmiscuido en el conflicto a grupos extremistas, al ejército sirio, grupos opositores y a la población civil en general, y si bien dicho conflicto se ha desarrollado desde el 2011, actualmente se encuentra fuera de control.

Bachar Al Assad, el presidente sirio, se mantiene firme en el poder y no renuncia, los países occidentales, aun cuando proveen armas a los rebeldes se lavan las manos, o se escudan en reuniones diplomáticas que no generan resultados. Todo sigue igual, ciudades destruidas, migraciones, muertes, desaparecidos. También influye la posición no fijada de países como China y Rusia ante el conflicto.

Y aunque a menudo la prensa y en otros medios de comunicación han tocado el tema, es ahora que la Comunidad Internacional (a manera de países influyentes) está actuando. Al menos en Francia, Italia y España se expulsaron a los Embajadores sirios como medidas de presión ante Bachar Al Assad, tras la terrible matanza de civiles en la Provincia de Houla.

Mientras tanto, muchos celebran la Primavera Árabe, algunos expertos, incluso, se  permiten la ligereza de juzgar sin siquiera pensar en la ola de violencia que se ha desatado.

¿Cuál es el costo que los inocentes deben pagar? ¿Tenemos certeza de la cifra total de víctimas que lleva a cuesta la denominada Primavera Árabe? ¿Es justo que se intervenga únicamente proveyendo armas?

Es momento de que la ONU, la Liga Árabe de Naciones y las potencias influyentes intervengan en Siria para deponer a Al Assad y entregarlo a las autoridades internacionales correspondientes.

El pueblo sirio está aclamando por ayuda y el mundo se está haciendo de vista gorda. ¿Será necesario que se toque intereses individuales de las grandes potencias, para que puedan fijar posición?

¡Es hora de tomar conciencia y no contribuir más a que la Primavera Árabe siga convirtiéndose en Ríos de Sangre!

Email: karlacastellanoj85 @hotmail.com

Twitter: @karlacastj

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: