Estudiante de Maryland admitió haber descuartizado a su compañero

Foto: Internet

CNN.- Horas después de que sus familiares alertaron a la policía de que una cabeza humana y dos manos fueron descubiertas escondidas en latas de metal, un hombre de Maryland admitió haber matado a su compañero de piso, a quien descuartizó y luego comió su corazón y parte de su cerebro, dijeron las autoridades.

Alexander Kinyua, 21 años fue detenido sin fianza en el Centro de Detención del Condado de Harford tras ser acusado de asesinato en primer grado, asalto en primer grado y asalto en segundo grado. Las llamadas a su defensor público el viernes en la mañana no fueron respondidas de inmediato.

Su compañero de cuarto, Kujoe Bonsafo Agyei-Kodie, había salido de su casa en Joppatowne seis días antes de una aparente sacudida mañana. Vestía una camiseta y pantalones cortos, dejó su billetera, teléfono celular y la identificación en el hogar.

El martes, Antonio Kinyua -el padre de Alejandro Kinyua- llamó a un detective del condado de Harford asignado al caso de la persona desaparecida y le dijo acerca del macabro hallazgo por parte de su otro hijo.

De acuerdo con el documento de acusación, el otro hijo explicó a los detectives cómo halló dos latas de metal cubiertas por una manta en la lavadora del sótano de la residencia de Agyei-Kodie en Joppatowne. Abrió las latas y encontró la cabeza y las manos.

El hermano dijo que él «confrontó a Alexander Kinyua, quien negó que los restos fueran humanos» y luego subió las escaleras para decírselo a su padre, dice el detective en el documento de acusación. Cuando el papá y el hijo volvieron al sótano «las lastas estaban en poder de Alex Kinyua, quien las estaba limpiando».

Dos detectives del condado de Harford llegaron al lugar y descubrieron la cabeza y las manos en el piso principal de la casa.

«Él admitió haber matado a nuestra persona desaparecida y cortarlo con un cuchillo», dijo a los reporteros el alguacil del condado de Harford, Jesse Bane. «Además, declaró que comió los órganos internos del Sr. Kodie. Especialmente su corazón y porciones de su cerebro».

El sospechoso les dijo a los detectives que fueran al estacionamiento de la Iglesia Bautista del Pueblo, donde podían -y lo hicieron- encontrar el resto de los restos de Agyei-Kodie en un contenedor de basura.

El informe de la desaparición de Kodie lo describe como un hombre de 37 años, «muy inteligente». Había obtenido varios títulos de maestría de las escuelas en Ghana y también era un estudiante graduado de la Universidad Estatal de Morgan, a pesar de que no estaba tomando clases allí en el momento de su muerte.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: