Refugiados, asilados, inmigrantes y desplazados.

OPINA UNA VENEZOLANA.

Más de 60.000 ciudadanos africanos se encuentran en Israel después de haber entrado ilegalmente al país.

LOLY GARCÍA.  Facundo no debió morir tan joven. Un trovador sempiterno como él, quién nos dejó tantas enseñanzas, debió vivir por toda la eternidad, pero se fue, o “lo fueron”. Facundo Cabral nos dejó cientos de frases para aprender y aprehender y una de ellas me marcó la vida porque soy hija de inmigrante y sé lo que se siente estar lejos del terruño, de las querencias, de los amores, del café al que solías ir, el cine de la cuadra, nuestras comidas tradicionales. Solo quién migra sabe cuánto dolor se puede pasar. Ahora los venezolanos formamos parte de ese dolor.

Por ahí circulan unas estadísticas de la ONU/ ACNUR sobre los motivos que obligan al ser humano a migrar. En el arte de ir de un lado para el otro, los números siempre son importantes para saber cuántas personas nuevas hay que alimentar, instruir, educar, darles trabajo, consolarles el alma, contener, reorientar. No es fácil ni sencillo. El problema, generalmente, no es el número de los desplazados, sino la resistencia del ciudadano común que observa a su país llenarse de “inmigrantes”. Hasta aquí pareciera cuestión de no conocer la historia de la humanidad, que desde los tiempos del  estrecho de Bering y las islas del Pacífico, ha sido un eterno entrar y salir de civilizaciones en el mundo de otras civilizaciones.

Ningún país puede pronunciar un solo ¡ay!  en eso de tener la exclusividad en no migrar. Todos tenemos un poco de aquí y de allá y es por ello que la canción de Cabral se puede adoptar casi como un himno universal: “No soy de aquí, ni soy de allá”. Hoy me topé con la noticia sobre la situación de los inmigrantes en Israel, un país hecho precisamente de inmigrantes (en 1945 fueron muchos los inmigrantes polacos, húngaros, checoslovacos, alemanes, franceses, entre otros que migraron al nuevo Estado de Israel unidos por una causa histórica y religiosa) y con cientos y cientos de ciudadanos viviendo en otras latitudes. Noticia para no creer. Uno tiene que recordar de dónde viene para saber hacia dónde va.

Einstein es un buen ejemplo de ello, recibido en los EE.UU con los brazos abiertos ¿por qué no recordarlo? Si, tal vez los inmigrantes que está recibiendo Israel en la actualidad, no se trate precisamente de eruditos, científicos o banqueros,  sino de población africana del sur, desplazados de guerra, azotados por hambrunas, perseguidos por sus creencias (casualmente igual a los judíos…) y tal vez no aporten demasiado a la economía de ese país. No saben ni conocen sobre adelantos en materia agrícola, huyen de sus países pobres en  agua, sin capa vegetal muchos de ellos, con un ganado  famélico que ya no da leche, azotados por el VIH, muchos de ellos no han aprendido a leer y a escribir, algunos carecen de alfabeto propio y les cuesta aprender cualquier otra lengua. Los africanos son tomados por flojos, supersticiosos, pobres en conocimientos y mucho más en capital.

Sin embargo, no es una reacción exclusiva de Israel, el mundo entero está renuente a recibir a los “otros”, tal vez alimentados por una exacerbada polarización religiosa, política y sobre todo por una profunda crisis financiera global. La Organización de Naciones Unidas, además de andar preocupada por Siria, Myanmar, Haití, Irán, Afganistán, Libia, también debería estar preocupada por el rechazo del ciudadano común hacia los inmigrantes que vienen a “desplazar a los nacionales”. Debería formar parte de los acuerdos firmados. Cada mañana yo me paro en mi pequeña cajita de madera para alzar la vista y recordar que vivo en un país que nos recibió con los brazos abiertos y jamás nos preguntaron por qué nos vinimos. Nunca…hasta hace poco. Leyendo esta noticia, recordé aquel barco que llegó a Puerto Cabello con cientos de familias judías refugiadas y Venezuela era la última esperanza so pena de ser devueltos a Alemania, aquí bajaron y encontraron refugio y las primeras navidades cristianas las pasaron en Mampote, cerca de Caracas. Para mí es un orgullo poder decir eso, que mi país se haya comportado a contrapelo en eso de recibirlos a todos. Merece un Nobel de la paz (¿Oslo habrá contemplado alguna vez otorgar ese premio a un país y no a una persona?) ¿Que el Estado debe establecer políticas migratorias? si, de acuerdo, no podemos permitir que narcos, paracos, terroristas, guerrilleros, asesinos, estafadores y maulas vengan a estropearnos el futuro.

Puede ser que Israel esté pensando así, sin embargo…conociendo el sufrimiento de los pueblos africanos en general, el padecimiento y las pocas oportunidades que les quedan en la retaguardia, prefieren morir ahogados en barcuchos, soportar los desplantes, hacer lo que nadie quiere hacer…pero jamás volver al desierto que dejaron los colonizadores. Solo el que migra conoce ese dolor…y todos deberíamos saber que nuestros abuelos, nuestros antepasados son graduados con honores en esos dolores. Creo que Israel conoce ese mismo dolor…más que nadie. Quede claro que soy admiradora del pueblo judío, su historia, la herencia que de ellos hemos recibido, su cultura, sus aportes, sus sabios, la fuerza con la que defienden su fe, ¿pero esta noticia?, no logro entender.

Me duele África…y las puertas cerradas de los otros continentes. Nos debe doler toda discriminación, si el mundo volteara sus ojos ante el sufrimiento de África, dejaríamos de lado tanta mezquindad.

Bajo la protección del Articulo19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: