Esta vez, la violencia es protagonista en Nigeria.

NIGERIA. 

(AFP)

Si existe algo que diferencia la violencia terrorista y extrema de actos violentos comunes son los fines que persiguen, los grupos extremistas mediante el uso de la violencia buscan un cambio político, pero ¿Hasta cuándo grupos radicales escudados en la religión como Boko Haram seguirán cometiendo actos atroces en contra de civiles inocentes solo para satisfacer sus demandas?

No cabe duda que Boko Haram (en idioma hausa, “la educación no islamica es pecado”) comete actos terroristas, ya que el mencionado grupo religioso de carácter fundamentalista islámico activo en Nigeria, persigue como fin principal y último, el establecimiento de la Shari’a como norma vigente en todo el país, así como erradicar todo aquello que atente contra El Islam.

Boko Haram ha perpetrado en los últimos meses cuantiosos ataques contra templos cristianos. Y siendo Nigeria el país más poblado de África, con aproximadamente 150 millones de habitantes, de los que alrededor del 50% son musulmanes, la mayoría de los cuales residen en la mitad norte, y el otro 50% son cristianos, asentados en la mitad sur, Boko Haram puede extender su conflicto en la región africana, pues Kenia también enfrenta problemas de este tipo con grupo terrorista de corte fundamentalista islámico Al Shabab.

Nigeria con una población compuesta por más de 200 grupos tribales, sufre además múltiples tensiones por grandes diferencias políticas y territoriales.

Boko Haram ha declarado ser responsable por la quema reciente de tres iglesias cristianas en distintos lugares del país así como los diversos atentados que vienen ocurriendo en territorio nigeriano, de igual forma ha declarado que continuarían llevando a cabo más actos a fin de satisfacer sus demandas.

Desde que Boko Haram iniciara su violenta campaña en 2009 han fallecido aproximadamente 1.200 personas  según cifras ofrecidas por el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas nigerianas, Oluseyi Petinrin.

Pero el asunto no termina aquí, un grupo de jóvenes cristianos en respuesta a los ataques que vienen sufriendo, bloquearon la autopista que une Kaduna con la capital nigeriana, Abuya, colocaron barricadas y obligaron a los musulmanes a bajarse de sus vehículos para arrastrarles por el suelo y golpearles. Es decir, se ha desatado una violencia sistemática entre fieles.

Como medida preventiva a estos actos violentos, el gobierno de Nigeria ha decretado Toque de Queda en algunas ciudades, así mismo, se ha cerrado las fronteras con el Chad y la República del Níger.

KARLA CASTELLANO – FI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: