Ofensiva militar deja 115 rebeldes muertos en Turquía

TURQUÍA. 

Foto: Internet

Las fuerzas de seguridad turcas han dado de baja a 115 rebeldes kurdos durante una gran ofensiva  en las últimas dos semanas,  señaló el pasado domingo el ministro del Interior del país.

Idris Naim Sahin dijo que los rebeldes murieron en una ofensiva respaldada por el poderío aéreo cerca de la ciudad de Semdinli en la provincia de Hakkari, que se encuentra en la frontera con Irak. Dijo que la ofensiva comenzó el 23 de julio.

Sahin proporcionan pocos detalles, pero dijo que las fuerzas de seguridad estaban tratando de bloquear las rutas de escape de los rebeldes en el norte de Irak.

El canal de televisión privada NTV, dijo que alrededor de 2.000 soldados estaban tomando parte en la ofensiva y que el acceso público a algunas calles estaba bloqueada.

Más temprano el domingo, los rebeldes dispararon contra puestos militares en Hakkari, incluyendo la estación de paramilitares cerca de la aldea de Gecimli, a unos 20 kilómetros (12 millas) de la frontera.

Orhan Alimoglu, el gobernador de Hakkari, dijo que el ataque cerca de Gecimli provocó enfrentamientos que cobraron la vida de 22 rebeldes, soldados y guardias de la aldea. Al menos 15 soldados, otro guardia de aldea y cinco civiles resultaron heridos. No hubo informes de heridos o víctimas en los ataques a los demás puestos.

El ataque se produjo unas seis semanas después de una redada similar en una unidad militar, también en Hakkari, en donde murieron 18 rebeldes y ocho soldados, lo que llevó el ejército de Turquía a enviar aviones de combate y helicópteros de ataque para embestir a los objetivos rebeldes kurdos dentro de Irak.

Los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), luchan por la autonomía en la región dominada por los kurdos del sureste de Turquía y tiene bases en el norte de Irak, desde donde lanzan ataques de hit-and-run contra objetivos turcos. El conflicto entre el PKK y las fuerzas del gobierno turco ha matado a decenas de miles de personas desde que los rebeldes se levantaron en armas en 1984.

El grupo es considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea. Turquía ha expresado su preocupación de que los rebeldes kurdos podrían ahora también aprovechar el vacío de poder en la vecina Siria y advirtió que «no tolerará» ninguna amenaza rebeldes del territorio sirio. Ankara, dijo el mes pasado que los rebeldes kurdos turcos han tomado el control de cinco ciudades a lo largo de la frontera, en colaboración con el Partido Democrático de Siria de la Unión, una agrupación étnica kurda. Se ha puesto en marcha ejercicios militares cerca de la frontera en una muestra de músculo dirigido a los rebeldes.

El ejército envió el domingo refuerzos de Hakkari, el lanzamiento de las operaciones en tierra y aire para perseguir a los rebeldes. La televisión estatal TRT dijo que los helicópteros de ataque estaban disparando en vías de evacuación de los rebeldes en la región accidentada, montañosa de la frontera.

Los líderes turcos condenaron el ataque, que tuvo lugar durante el mes sagrado musulmán del Ramadán, y dijo que el gobierno estaba decidido a mantener la lucha contra el PKK.

Recep Tayyip Erdogan, el primer ministro, dijo que el ataque fue un «asalto cobarde» y emitió una advertencia a los países que supuestamente respaldan al PKK, diciendo que Turquía era «lo suficientemente potente como para armonizar país enemigo (titiriteros) que mueven los hilos de la organización terrorista». Erdogan se ha pronunciado recientemente a negociar con el PKK y dijo que las fuerzas de seguridad del Estado continuarán con su lucha contra el grupo hasta que deponga las armas. El gobierno ha reconocido que algunos funcionarios tienen en los últimos mantuvieron conversaciones secretas con los rebeldes, pero éstos fueron abandonados posteriormente.

«El terrorismo es, tarde o temprano, condenada a perder y convertirse en humo en la cara de la determinación de los pueblos y la determinación», dijo Erdogan el domingo.

Se estima que un 20 por ciento de 75 millones de la población de Turquía son los kurdos. El gobierno está tratando de apaciguar a la minoría kurda otorgándole más derechos culturales.

El gobierno de Erdogan ha anunciado recientemente planes para introducir clases electivas kurdo en las escuelas, a partir de movimientos que permitían las emisiones de televisión de idioma kurdo, en lengua kurda institutos y cursos privados kurdos.

Sin embargo, el gobierno se niega demandas de los activistas kurdos y los políticos para una educación completa en el idioma kurdo, temiendo que dividiera Turquía a lo largo de líneas étnicas. Informa el diario The Guardian.

06/08/2012 16:20

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: