Opinión: Extremistas imponen ley islámica en el norte de Malí

OPINIÓN.

 

Por: Isabel Erreguerena*

Tras un golpe de Estado militar el pasado 22 de marzo, islamistas se apoderaron del norte de Malí. Los golpistas son miembros del Movimiento para la Unicidad del Yihad en África Occidental (Muyao), un grupo islamista radical relacionado con Al Qaeda.

Los primeros actos del grupo que horrorizaron a la comunidad internacional se dieron el 30 de junio cuando destruyeron tumbas de santos musulmanes venerados por la población en ritos considerados heréticos por los yihadistas en Tombuctú. Estas tumbas del siglo XV, fueron nombradas patrimonio cultural común de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Dichos hechos hacen evocar 2001 cuando los talibanes destruyeron los dos Budas gigantes, construidos en el siglo V, en Bamiyan, Afganistán.

Al igual que los talibanes en Afganistán, el extremismo causó una transición entre la destrucción de bienes a las violaciones de derechos humanos. Las mujeres que antes podían caminar sin miedo por las calles del norte de Malí, ahora se quedan en casa y el uso del velo se ha vuelto obligatorio.

Asimismo, en los últimos días, los yihadistas han comenzado a aplicar una interpretación radical de la Sharía o ley islámica que incluye castigos corporales severos. El pasado viernes amputaron por primera vez la mano de un ladrón. Anteriormente los islamistas ya habían procedido el 29 de julio a la lapidación de una pareja que convivía y tenía hijos sin estar casada. Los habitantes de estas ciudades están en contra de estas sanciones y se han enfrentado con los islamistas.

Mientras se producen estos hechos, la comunidad internacional ha redoblado  esfuerzos de diálogo para encontrar una salida negociada a la situación. Así, el ministro de Asuntos Exteriores de Burkina Faso, Djibril Bassolé, ha empezado las labores de mediador, rol aceptado por el líder del Muyao. La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha propuesto la intervención militar en el norte de Malí. Por su parte, el Consejo de Seguridad ha condenado la situación pero no ha aprobado sanciones contra los líderes (recomendadas por el secretario general Ban Ki Moon), ni ha apoyado el modelo de intervención militar preconizado por la CEDEAO, señalando que sólo la apoyará si el gobierno de Malí lo solicita.

Estos intentos de diálogo se producen cuando el presidente interino de Malí, Dioncounda Traoré, está a punto de designar a dos vicepresidentes y al nuevo gobierno de unidad nacional encargado de dirigir un periodo de transición a la democracia de un año, según anunció hace dos semanas regresar de su exilio de dos meses en Francia después de un atentado en su contra.

La solución a dicho conflicto no es fácil, me parece que la posición adoptada por la comunidad internacional es sensata, agotar la mediación como recurso de solución de controversias para lograr una salida pacifica a la situación de Malí. Sin embargo, creo que hay que estar alertas y no hay descartar el uso de otras herramientas como sanciones o incluso una intervención armada si la situación empeora, ya que se deben defender los derechos humanos de los ciudadanos malienses, antes de que la situación se salga de control como ha sucedido en muchos países

 * Isabel Erreguerena es portadora de la Beca del Fondo de Alumnos del Programa en Estudios de Derecho Internacional en Washington College of Law, American University donde actualmente estudia la maestría en Derecho Internacional. Isabel ha colaborado en proyectos de investigación relacionados con la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México y trabajó en el área legal de la Misión Permanente de México ante Naciones Unidas en Nueva York. Correo electrónico: isaerre@gmail.com. Twitter: @isaerre

Bajo la protección del Articulo19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.

Comments
One Response to “Opinión: Extremistas imponen ley islámica en el norte de Malí”
  1. Eduardo Valero dice:

    Excelente articulo … ! Mis felicitaciones , Factor sigue creciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: