Fundador de Wikileaks calcula que saldrá de la Embajada de Ecuador en Londres en un año

LONDRES.

Foto: Sopitas.com

EL TIEMPO.- El australiano Julian Assange calcula que puede salir de la Embajada de Ecuador en Londres hasta en un año, si la justicia sueca abandona su caso por presuntos delitos sexuales.

“Creo que se resolverá en seis a doce meses, eso es lo que calcularía”, dijo el australiano de 41 años en una entrevista grabada desde la misma embajada con el periodista uruguayo Jorge Gestoso y difundida por la televisión ecuatoriana Gama y la cadena venezolana Telesur.

Assange permanece en la sede diplomática ecuatoriana desde el pasado 19 de junio para evitar su extradición a Suecia, y la posibilidad de que este país a su vez lo extradite a Estados Unidos, donde, según él, puede ser condenado a muerte o cadena perpetua.

Su permanencia en la embajada se debe específicamente a que el Gobierno del Reino Unido le ha negado un salvoconducto para salir, mientras las autoridades británicas, dicen, están obligadas a extraditarlo a Suecia para que responda por las acusaciones.

“Creo que la situación se resolverá por medio de la diplomacia o por medio de un acontecimiento inusual en el mundo que no podemos predecir, como una guerra con Irán, la elección de los Estados Unidos o el abandono del caso por parte del Gobierno sueco”, dijo Assange en su entrevista.

“Creo que este último sería el resultado más probable, quizá una investigación integral acerca de lo que sucedió aquí”, apuntó Assange.

También dejó claro que seguirá con la lucha de su organización por la democratización de la información, sobre todo aquella de naciones poderosas que, según él, han creado un sistema perverso de leyes para su propio beneficio.

Aseguró que en Estados Unidos se ha montado un “jurado de inquisición” para juzgarlo a él y a otros de sus colaboradores por haber revelado miles de cables diplomáticos que han desnudado métodos censurables de su política exterior.

Recordó que algunas autoridades en EE. UU. lo han tachado de terrorista y han sugerido su eliminación física, mientras se cursa una investigación en su contra, pese a que el Departamento de Estado lo ha negado y ha señalado que Assange intenta escapar de la justicia sueca.

Sobre los cargos de abuso sexual en Suecia, Assange dijo que se han presentado irregularidades en el proceso.

Assange retó a que cualquier persona a que lea los informes (sobre sus acusaciones de abuso sexual) y, según él, llegará la conclusión que de “esas mujeres han sido impulsadas a poner las denuncias”, expresó.

“Permanecí cinco semanas en Suecia, me dieron permiso de salida y luego del ‘Cablegate’ (la revelación de cables diplomáticos a través de WikiLeaks) ponen una alerta roja en la Interpol en todo el mundo. Eso no es correcto para alguien que ha sido completamente colaborador” con la justicia de Estocolmo, añadió.

Por eso, para Assange, Suecia ha trastocado su habitual “neutralidad” para alinearse a Estados Unidos.

Estadía en la embajada es cuestión de ‘costumbre’

Sobre su estadía en la Embajada ecuatoriana en Londres, donde está atrapado por una nutrida fuerza de policías que tienen la orden de arrestarlo apenas ponga un pie fuera de esas instalaciones, Assange aseguró que, aunque es difícil, “uno se acostumbra a todo”.

El fundador de WikiLeaks valoró la actitud del Gobierno ecuatoriano de concederle asilo y destacó el respaldo que América Latina dio al Ejecutivo de Ecuador en la controversia con el Reino Unido, tras la supuesta amenaza británica de irrumpir en la Embajada para arrestar a Assange.

Ese incidente quedó superado tras una “retractación” que, según Ecuador, hizo el Gobierno de Londres, que ha optado por la vía del diálogo para tratar el caso Assange.

Assange se refirió al asilo diplomático que le concedió Ecuador, la postura de los Estados Unidos frente a la publicación de los WikiLeaks y a las acusaciones de abuso sexual en su contra.

Según Assange la decisión del Gobierno ecuatoriano de otorgarle el asilo “es razonable’.

“Es importante para mi organización y para las personas que se encuentran en situaciones similares esta decisión”.

También dijo que desde su ingreso a la Embajada de Ecuador en Reino Unido, hubo presencia policial. Sin embargo, según él, la noche de la amenaza formal de Reino Unido para entrar en la Embajada, el número de policías aumentó a 50. “Podíamos escuchar a policías por todo lado”, expresó.

31/Agosto/2012 – 12.50hrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: