Abuela desesperada por encontrar a su nieto escribe 750 cartas a Cristina Kirchner

ARGENTINA

EL MUNDO.- Es un caso único en el mundo y merecería figurar en las páginas del “Libro Guinness de los récords”. Incluso la afamada entidad de los Estados Unidos ha reconocido informalmente esa condición de extraordinario, pero no lo incluye en su edición anual con la excusa de que en esa obra no hay temas políticos.

Una abuela argentina desesperada por recuperar a su único nieto, desde 2009 hasta hoy, ha escrito 750 cartas –cada día y medio, una- a la presidente peronista Cristina Fernández, viuda de Kirchner, rogando ayuda en la búsqueda. Las entregó en la Casa Rosada con el sueño de ser recibida y escuchada por la jefa de Estado.

La historia comenzó el 26 de febrero de 2004 en el barrio bonaerense Paso del Rey cuando Dylan llegó al mundo. Hijo del matrimonio entre Arnaldo Córdoba y Milda Ramona Galeano Aquino, de nacionalidad paraguaya. En 2006 la mujer supuestamente abandonó el hogar y volvió a su país con la criatura, sin el consentimiento del padre.

Según la abuela, Lilian Andrada de Córdoba, su nuera ‘huyó’ después de presuntamente dormirlos a ella y su hijo colocando un somnífero en la bebida, que los obligó a ser llevados de urgencia a un hospital. “Supimos que salieron del país con la ayuda de una amiga”, declaró a la agencia Diarios y Noticias (DyN).

Entonces la abuela y el padre de Dylan viajaron a Asunción de Paraguay y vivieron cinco meses en la embajada argentina. Buscaron al niño y su madre sin éxito. Pusieron recursos en la Justicia paraguaya y llegaron con ellos hasta la Corte Suprema del país, que falló a favor de la inmediata restitución de la criatura.

Pero esa resolución no se cumple sencillamente porque es un misterio adónde han ido a parar Milda Ramona y el niño. Tras regresar a Buenos Aires, Arnaldo ha protestado encadenándose en dos oportunidades a las puertas de la embajada de Paraguay, sin conseguir más que lastimaduras en sus muñecas.

Incluso Lilian y Arnaldo fueron recibidos por el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman. “Nos dijo que solo quedaba la intervención de la Presidente pero que él no tenía contacto, que no la veía. Mi hijo le preguntó si nos iba a ayudar y respondió que no”, recordó Andrada. A la salida de ese encuentro en el ministerio, a la abuela se le puso en la cabeza la idea fija de obtener una reunión con Cristina Fernández. Así fue cómo empezó a escribir una carta tras otra y, luego, las presentaba en la mesa de entradas del palacio gubernamental, en la calle Balcarce 50, frente a la plaza de Mayo.

Algunas de esas misivas fueron contestadas por Héctor Marcovecchio, director general de audiencias, negando la posibilidad de la entrevista por “la intensa actividad de gobierno” de la Presidenta, de 59 años, sin nietos, que siempre ha recibido en su despacho a famosos: Madonna, Roger Waters, Bono y otros.

“Quiero que (la Presidenta) me escuche. La justicia de Paraguay ya dijo que la madre tiene que restituir a Dylan. Solo queda la vía política y la única que puede hacer algo es Cristina. No me quiero dar por vencida y tengo la esperanza de que me atienda. Espero ese llamado”, se esperanzó Lilian.

De todos modos, el padre y la abuela de Dylan han denunciado al Estado paraguayo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) acusándolo de no cumplir con las sentencias de su propia Corte Suprema.

06/09/2012 – 10.00hrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: