Siria: Rebeldes aplican la “Justicia Islámica” en las Zonas Liberadas

SIRIA.

AFP (AL BAB, Siria) .— En la ciudad de Al Bab, en manos de los rebeldes sirios, los tribunales del régimen laico del presidente Bashar al Asad han sido reemplazados por un tribunal islámico, en el que el juez Mahmud Aqid recibe a los demandantes. Abdalá, un inquilino de 54 años, es el primero en ser atendido. La puerta de su casa fue volada por un obús. El propietario no la reparó y ahora le reclama el pago de cuatro meses de alquiler atrasado. “Aunque me mate, no me moveré de casa”, jura Abdalá, vestido con una larga toga tradicional y que luce una imponente barba. El juez Aqid, de 30 años, trata de evaluar rápidamente la suma que el inquilino puede aportar y la compara al precio de una nueva puerta. Ahí se inicia la larga búsqueda de un compromiso justo.

“Por la mañana, escucho a los demandantes y por la noche nos reunimos para examinar los casos”, explica el hombre, que forma parte de un Comité jurídico electo de 13 jueces y dos abogados experimentados en ley islámica.

Los insurgentes de Al Bab, situada a 30 km de Alepo, teatro de combates entre soldados y rebeldes, echaron a las tropas del régimen de Al Asad al cabo de una dura batalla a finales de julio.

En el primer mes de libertad, esta ciudad de 80.000 habitantes antes del conflicto, eligió un Consejo Civil, un Consejo Militar y un Tribunal Islámico “para gestionar los casos hasta que pase el caos”, explica el jefe del Consejo Civil, el ingeniero Abu Omar, de 52 años. Detalla que “el tribunal ha sido bien acogido porque en Al Bab, todo el mundo es suní”, lo cual no es el caso en toda Siria, dirigida por un presidente alauita -una rama del chiísmo- y en la que cohabitan numerosas confesiones.

Además de los desacuerdos sobre la vida cotidiana, el tribunal también tiene como misión hacer respetar la ley a los combatientes rebeldes. Es de hecho el objeto de la segunda audiencia del día: la de un insurgente juzgado por insultos y por falta de respeto cuando trataba de imponer el orden en una cola formada ante una panadería.

Según Fawzi Sayeh, a la cabeza del Comité Jurídico, una decena de casos serán tratados a diario. “Antes, los tribunales eran corruptos y los juicios se determinaban por la suma que cada uno estaba dispuesto a desembolsar”, dice.

El antiguo tribunal de Al Bab contaba con ocho jueces que se basaban en una legislación heredada de la época del mandato francés en Siria. Solo uno de ellos estaba especializado en derecho islámico, afirma el juez Aqid, y no gestionaba más que las cuestiones matrimoniales y de guardia de los niños. El Tribunal Islámico dispone ahora de competencias mucho más amplias.

Uno de sus abogados, Abu al Najjar, se dedica actualmente a tratar de “armonizar la ley islámica con la legislación en vigor”. No ve contradicciones mayores entre las dos fuentes de derecho, pero considera que la ‘sharia’, la ley islámica, es más clemente. Avanza como prueba la historia de este hombre, condenado por homicidio involuntario y liberado gracias al perdón de los padres de su víctima.

Como sus compañeros, insiste en el carácter provisional de su tribunal hasta que los sirios tengan la posibilidad de escoger su gobierno y su sistema judicial. “Queremos convertirnos en un modelo”, añade, afirmando con orgullo haber puesto fin con su nuevo Comité a asuntos que se arrastraban en justicia desde hacía años.

En el piso de abajo, en una celda, seis prisioneros rezan. Uno de ellos es el comandante de una brigada del Ejército Sirio Libre (ESL, rebeldes) castigado por el robo de un reloj de oro en la casa de un sospechoso de formar parte de las ‘shabihhas’, las milicias de matones del régimen.

El reloj formaba parte de una dote y al robarlo “hemos cometido un error y hemos violado la ‘sharia'”, confiesa el comandante Abu Mohamed, detenido desde hace dos semanas. Y trata de exculpar a sus combatientes, afirmando que el objeto representaba una tentación demasiado grande para hombres que pagan con su propio dinero las municiones.

AFP / Dominique Seguel.

12/Septiembre/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: