Cultura: Las corridas de toros, cultura violenta.

CULTURA.

Por Karem Álvarez / @kmaj18

Conocidas bajo el adjetivo calificativo de “Fiestas bravas” o “Espectáculos Taurinos” las corridas de toros poseen un origen poco conocido debido a la variedad de teorías que las rodean, algunas de estas teorías señalan su origen en el Imperio Romano, el Antiguo Egipto e incluso han sido atribuidas a los Celtas, existen registros que demuestran que esta cruenta práctica ya se ejecutaba  en el año 1215, período en el cual los toros dejaron de ser considerados animales divinos o sagrados y pasaron a ser victimas de esta práctica.

Debes saber que antes de salir al ruedo, los toros sufren de una buena dosis de maltrato físico y psicológico,  siendo victimas de prácticas tales como la colocación de pesas en el cuello,  fuertes golpes en los riñones, privación del acceso a la iluminación con el propósito de disminuir su capacidad visual, e incluso leve mutilación de sus cuernos lo que aminora su capacidad de defenderse en una batalla en donde tienen asegurada la derrota y su muerte.

Además de lo expuesto, al momento de entrar al ruedo el toro es abordado por hombres que lo agotan haciéndolo correr en círculos con el propósito de que pierda el equilibrio y se golpee, para que una vez que este cansado y sin aire sea brutalmente atacado por los “picadores”, personajes encargados de  insertar lanzas dentro del lomo y cuello del indefenso animal, dificultándole de esta manera el poder levantar su cabeza y disminuyendo  una vez más su capacidad de reacción, con el propósito que cuando el matador haga su aparición realice algunas embestidas en contra del animal moribundo y dé la estocada final  a su victima, quien además será posteriormente humillada cuando sufra la amputación de sus orejas y rabo, permaneciendo consciente durante dicho proceso en la mayoría de las oportunidades.

De manera incomprensible esta práctica es todavía muy frecuente en ciertas regiones del mundo aunque el porcentaje de adeptos ha disminuido considerablemente a través del tiempo, es preocupante observar como a pesar de encontrarnos en pleno siglo XXI prácticas tan crueles como esta aún cuentan con el apoyo político y económico de cierto grupo de personas quienes se ven directamente favorecidas a través del desarrollo de esta actividad, promocionado de manera abierta una práctica que solo transmite valores negativos por medio de la generación de la cultura de la violencia, donde se olvida que la naturaleza animal, independientemente de su especie también posee derechos.

¿Considerarías tú como “una fiesta “o un “espectáculo” un evento  donde luego de someter a tortura física y psicológica a un animal se le hiera de manera consecutiva hasta ocasionarle una dolorosa muerte?  La respuesta es simple, si disfrutas de la injusticia y de la violencia eres parte del problema.

17/Septiembre/2012.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: