El trauma de los niños en Siria (Fotos)

SIRIA.

Mohamad, 15 años: “Cuando estábamos en Siria habían tiroteos, bombardeos e incendios. Llovían proyectiles sobre nosotros y los pueblos cercanos. No había piedad. Están matando a la gente con ataques aéreos. Cuando había ataques aéreos teníamos que correr al refugio o en el sótano. A veces los hombres armados entraban en las casas. Durante el Ramadán, disparos y bombardeos eran constantes. Cada día. En mi pueblo tuvo lugar una masacre. Alrededor de 25 personas perdieron la vida -lo he visto con mis propios ojos. Usaron diferentes maneras de matar a la gente- descargas eléctricas, tirar maquinarias y bloques de cemento en cabeza de la gente, deteniendo a la gente y hacerlos sufrir en prisión. Creo que no tienen ni la religión ni la comprensión”.

Amani, 13 años: “He oído hablar mucho de tortura y masacre. Gracias a Dios no lo he visto yo misma. Pero he visto lo que sucede después de la tortura. Lo vi con mi hermano, Hamam. Hace siete meses que irrumpieron en la casa de nuestro tío y comenzar golpeando mi hermano con unos bastones. Luego saltaron sobre su espalda. Fue golpeado tan gravemente que todavía no puede caminar. No habían hospitales donde llevarlo, se niegan a tratar a las personas. Así que mi tío le trajo a nuestra casa. ¿Qué otra cosa podía hacer? Recuerdo haber visto a mi hermano por primera vez después de haber sido golpeado. Estaba muy pálido y no podía caminar. Pensé que iba a morir. Lo pusimos en la cama. Todavía está allí. Tuvimos que dejarle allí cuando vinimos aquí”.

Ali, 12 años: “No te puedes ni imaginar lo que he visto, y lo que Siria ha visto. Dejamos en país por los bombardeos. Todas las noches me despertaba asustado. Prefiero morir aquí que en Siria. Entraron en las casas, nos robaron y rompió las puertas, rompieron nuestras cosas. Incluso nos robaron la comida mientras estábamos en el sótano. En mi lugar, tú te habrías suicidado si hubieras visto lo que yo. Mis primos, de 17 años de edad, un niño y una niña de nueve años de edad murieron a causa de los bombardeos. La esposa de mi primo, que también murió, tenía un bebé recién nacido. ¿Quién va a cuidar de él?”

Nur, 9 años: “No había nada que no usaran para hacernos daño. Yo no juego. ¿Por qué? Porque ya no soy joven. Voy al baño, me ducho y duermo, eso es todo. Antes usaban tanques y después fueron más lejos y empezaron a bombardear y usar bombas, misiles y todas las armas que te puedas imaginar. Nos matan. Hoy no queda nada en mi pueblo”.

Raed, padre: “Mi hijo nació en un refugio, bajo las bombas. Ahora tiene siete meses. Recuerdo el día en que nació. El bombardeo comenzó a las diez de la noche, estábamos en casa y no había electricidad. Mi esposa estaba a punto de dar a luz y yo sabía que necesitaba un médico. El bombardeo era insoportable, especialmente para nuestros niños. Estaban muy asustados”.

Omar, 11 años: “Salimos de Siria Porque había muchos bombardeos, tanta guerra. Es demasiado. Yo estaba muy asustado. Una vez yo estaba durmiendo y me desperté porque escuché los proyectiles caer al lado de nuestra casa. Tenía tanto miedo de que mi lengua estaba congelada. Empezamos a dormir fuera de la aldea por la noche”.

Moussa, 15 años: “Fui capturado por la policía y puesto en prisión durante 22 días. Fui torturado y vi morir a los niños. Tengo cicatrices en los pies, pecho y espalda. Habían cientos de nosotros en la cárcel, yo estaba en una celda grande con los otros niños. Los más jóvenes que habían sido capturados tenían nueve o diez años. Fui golpeado todos los días y utilizaron también descargas eléctricas”.

Hassan, 14 años: “Estaba en un funeral cuando escuché por primera vez el cohete que causó una masacre. Creo que tenía como objetivo el funeral. Mi primo y mi tío murieron ese día. Los cadáveres, junto con los heridos, estaban diseminados por el suelo. Encontré partes del cuerpo por todas partes, y cuando llegamos a la mezquita encontramos decenas y decenas de cadáveres allí. Empezamos a rescatar a las personas que lo necesitan. Los perros estaban comiendo los cadáveres dos días después de la masacre. Había mucha gente también en la mezquita. Estaban todos muertos. Tenía miedo, por supuesto que tenía miedo”.

Fuente: ELMUNDO.es

25/09/2012 – 11:20hrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: