Opinión: ¿Qué le piden los tibetanos a China?

OPINIÓN. 

Por: Isabel Erreguerena*     

    foto de sinopsis

Ya pasaron seis décadas desde que el Ejército Popular de Liberación chino invadió el Tíbet. También han transcurrido 53 años desde que el Dalai Lama fue exiliado a India. En este transcurso de tiempo, el Dalai Lama continúo sus esfuerzos para lograr un acuerdo con el Gobierno de China respecto a lograr cooperación con los tibetanos para gobernar el Tíbet. Sin embargo, las negociaciones no llegaron a mucho, China repudiaba al Dalai Lama como un separatista y solicitaba a los países no recibirlo.

El año pasado las condiciones de negociación cambiaron, ya que en marzo de 2011, el Dalai Lama anunció su retiro. Un mes después el gobierno del Tíbet anunció la elección de un académico de Harvard: Lobsang Sangay, como su nuevo Primer Ministro. Dicho nombramiento generó gran expectativa en la comunidad internacional respecto a si habría un cambio en la política exterior de Tíbet, tomando una postura de mayor confrontación con China. Sobretodo tomando en cuenta que es un fuerte cambio generacional dentro del movimiento tibetano, ya que el Sr. Sangay nació fuera de Tíbet.

Sin embargo, el Sr. Sangay ha afirmado que continuará con la propuesta establecida por su predecesor y por la Administración Central Tibetana, está doctrina ha sido denominada como “camino intermedio” (medium way policy)

Mediante dicha postura el gobierno de Tíbet busca encontrar un punto medio entre China y ellos, por lo que no solicitan la independencia del Tíbet, sino una autonomía genuina para todos los tibetanos que viven en las tres provincias tradicionales de Tíbet dentro del marco de la República Popular de China.

¿Qué quieren decir cuando piden autonomía? Los tibetanos solicitan tener un gobierno compuesto por tibetanos, que realmente gobierne los territorios tibetanos. Especialmente en los asuntos relativos a la protección y la preservación de su cultura, así como el mantenimiento de su religión e identidad nacional.

A cambio de esto los tibetanos le ofrecen al gobierno de China que cuando esto se permita esto no buscaran la separación. Asimismo, el gobierno chino podrá mantener a su ejercito ahí hasta que se convierta una zona de paz. Por último, su gobierno no tendría competencia en asuntos de defensa y relaciones internacionales, ya que esto seguiría siendo competencia del Gobierno chino.

29/Septiembre/2012.

* Isabel Erreguerena es portadora de la Beca del Fondo de Alumnos del Programa en Estudios de Derecho Internacional en Washington College of Law, American University donde actualmente estudia la maestría en Derecho Internacional. Isabel es columnista web de Human Rights Brief. También ha colaborado en proyectos de investigación relacionados con la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México y trabajó en el área legal de la Misión Permanente de México ante Naciones Unidas en Nueva York. Correo electrónico: isaerre@gmail.com. Twitter: @isaerre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: