Turquía Bombardea Siria en nombre de la Seguridad Nacional

TURQUÍA.

EL ECONOMISTA.- Turquía continuaba este jueves sus bombardeos contra Siria en respuesta al lanzamiento de varios obuses contra el pueblo fronterizo de Akçakale, que costó la vida a cinco personas, y pidió luz verde a su Parlamento para continuar, reavivando la amenaza de una guerra entre los dos países. 

El Ejército turco reanudó al alba sus disparos de artillería en suelo sirio, indicó a la AFP una fuente de seguridad turca, un día después de que lanzara las primeras salvas, que impactaron en los alrededores del puesto fronterizo sirio de Tall al Abyad, frente a Akçakale, en represalia al impacto de obuses sirios contra esta localidad turca. 

Según la ONG opositora Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), la respuesta militar turca, que se produjo contra una posición del ejército fiel al presidente Bashar al Asad en la región de Rasm al Ghazal, cerca de Tall al Abyad, mató a “varios soldados sirios”. El OSDH también afirmó que 18 miembros de la fuerza de élite de la Guardia Republicana murieron este jueves por la mañana en Qudsaya, a las afueras de Damasco, por una explosión seguida de un tiroteo. 

Decidido a no dejar el ataque sirio impune, el Gobierno turco solicitó al Parlamento la autorización formal para desarrollar operaciones militares en territorio sirio en nombre de la “seguridad nacional”. La constitución turca prevé que toda operación militar exterior debe ser autorizada previamente por el Parlamento. El debate, celebrado a puerta cerrada, comenzó a las 10h locales (las 7h GMT) ante la asamblea nacional en Ankara, donde el partido del primer ministro islámico-conservador, Recep Tayyip Erdogan, dispone de una amplia mayoría. 

“Turquía no busca la guerra, pero es perfectamente capaz de defenderse contra cualquier ataque que amenace su soberanía”, dijo a la prensa Ömer Celik, uno de los vicepresidentes del Partido de la Justicia y del Desarrollo (AKP). Ya el miércoles por la noche, el jefe del Gobierno turco mostró su determinación de responder al bombardeo que, según un último balance, mató a cinco personas y dejó una decena de heridos en Akçakale. 

“Turquía no dejará nunca impunes semejantes provocaciones del régimen sirio, que amenazan nuestra seguridad nacional, respetando el derecho internacional y sus reglas de intervención”, dijo Erdogan tras una reunión de urgencia con sus consejeros. Tras varios incidentes fronterizos estas semanas en torno a Akçakale, el bombardeo del miércoles provocó una intensa emoción en Turquía e incrementó inmediatamente la tensión con su vecino. 

El incidente de Akçakale fue condenado por Estados Unidos y por la OTAN, que mostraron una solidaridad inquebrantable con Ankara, uno de los 28 países miembro de la Alianza Atlántica. El miércoles por la noche, el Consejo de la OTAN se reunió de urgencia en Bruselas para requerir a Siria el cese de “las violaciones flagrantes del derecho internacional”. 

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, condenó este jueves a Damasco por los disparos de obuses procedentes de Siria que causaron la muerte de cinco civiles turcos e instó a las dos partes a la cautela. “Condeno enérgicamente los disparos por parte de las fuerzas sirias de la ciudad turca de Akçakale”, muy cercana a la frontera, dijo en un comunicado Ashton, en el que instó a las partes “a la cautela”. 

Este “incidente muestra claramente los trágicos efectos de la agravación de la crisis siria en los países vecinos”, comentó Ashton. En ese sentido, la UE insta a las partes “a poner fin a la violencia” y respetar “plenamente la soberanía e integridad de los países vecinos”. Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU debían publicar el jueves una declaración de condena de los disparos sirios solicitando a Damasco que respete el territorio de sus vecinos. 

Esta declaración debía ser ratificada el miércoles por la noche, pero en el último momento, Rusia, aliada del régimen sirio, solicitó el aplazamiento de su adopción a las 14H00 GMT. Rusia, opuesta sistemáticamente a toda condena a Damasco, podría proponer modificaciones del texto o lanzar la idea de una investigación internacional sobre el incidente, según un diplomático. 

El miércoles por la noche, el ministro sirio de Información sirio, Omran Zoabi, anunció la apertura de una investigación sobre el origen de los disparos que impactaron contra Akçakale y presentó las condolencias de su país “a las familias de las víctimas y a nuestros amigos, el pueblo turco”. El deterioro de la situación entre Ankara y Damasco en torno a su frontera común ocultó el resto de la situación en Siria.

04/Octubre/2012 – 10.58hrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: