Hallan decenas de cadáveres maniatados en un hospital de la periferia de Damasco

SIRIA.

EFE (El Cairo) .- Además, Human Rights Watch denuncia que el régimen sirio ha utilizado en los últimos días bombas de racimo.

Decenas de cadáveres maniatados han sido hallados este domingo en un hospital de la periferia de Damasco, según los grupos opositores sirios, que acusaron a las fuerzas del régimen de esta matanza.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha informado de que los cuerpos se encontraban en el depósito de cadáveres del hospital de la localidad de Moadamiya al Sham, en los alrededores de Damasco.

Según este grupo opositor, todo apunta a que las víctimas fueron asesinadas durante una operación de las tropas del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, en esta zona.

Por su parte, los Comités de Coordinación Local (CCL) y la Comisión General de la Revolución Siria elevaron la cifra de cadáveres a un centenar y situaron el centro médico entre Moadamiya al Sham y la cercana población de Daraya.

La Comisión indicó que los cuerpos estaban maniatados y pertenecen a civiles asesinados por las fuerzas de seguridad y los “shabiha” (paramilitares progubernamentales). Y un vídeo difundido en internet por la oposición muestra un número indeterminado de cadáveres maniatados y con signos de haber sido torturados.

Por otra parte, la organización Human Rights Watch (HRW) también ha denunciado que el régimen sirio ha utilizado en los últimos días bombas de racimoprohibidas por numerosos países, en bombardeos sobre varias zonas del país.

Desprecio por los civiles

En un informe divulgado este domingo, el grupo pro derechos humanos sostiene que existen nuevas evidencias de que el régimen lanza estas bombas y mostró un vídeo en el que aparecen restos de esa munición halladas en zonas pobladas. Según HRW, algunos de los restos pertenecen a bombas de racimo de tipo RBK-250 o submuniciones AO-1Sch, ambas de fabricación soviética.

El desprecio de Siria por los civiles es evidente en su campaña aérea, que parece que incluye el lanzamiento de bombas de racimo sobre áreas pobladas”, indicó el director de Armas de HRW, Steve Goose.

El responsable de la organización recordó que este tipo de armas han sido prohibidas por la mayoría de los países, y pidió que Siria detenga su uso de forma inmediata.

Desde 2010, la Convención de Oslo prohíbe claramente el uso, producción, almacenamiento y exportación de las bombas de racimo sin excepción alguna.

FUENTE: EL MUNDO DE ESPAÑA.

14/Octubre/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: