Corrupción: Mal que agrava la crisis económica en Italia

ITALIA.

LA VOZ DE GALICIA.- El mal que agrava la crisis económica en Italia es la corrupción. Una corrupción que se extiende a todos los niveles de la sociedad y que le cuesta cada año 60.000 millones de euros, según la valoración hecha por el Tribunal de Cuentas. Un precio demasiado caro que está asfixiando la economía del país.

Así queda reflejado en el libro blanco sobre la corrupción que el Gobierno de Mario Monti presentará el lunes, elaborado por una comisión del Ministerio de la Función Pública.

Según los datos del informe, la corrupción le cuesta a las grandes y medianas empresas italianas, un 25 % de su crecimiento, cifra que aumenta al 40 % en el caso de las pequeñas empresas. Hay además un coste «indirecto» a causa de mal y lento funcionamiento de las prácticas administras públicas que eleva un 40 % el coste de las grandes obras públicas.

Para el presidente Monti, «la difusión de las prácticas de corrupción mina la confianza de los mercados y de las empresas, desanima las inversiones extranjeras y determina por tanto, entre sus múltiples efectos, una pérdida de competitividad del país». Por estos motivos la lucha contra la corrupción es «una prioridad del Gobierno».

Según el índice de países corruptos de Transparency International, Italia se sitúa en el puesto 69 junto con Ghana y Macedonia. En Europa es cuarto por la cola, solo superado por Bulgaria, Grecia y Rumanía.

El nivel de corrupción en un índice del 1 al 5, se atribuye el 4,4 a los partidos, el 4 al Parlamento y el 3,4 al sector privado y a la administración pública. Un 64% de los entrevistados para elaborar el libro blanco consideró «ineficaz» la respuesta que da al Gobierno al problema.

El objetivo de Monti es atacar de raíz la corrupción predicando con el ejemplo y para ello la clase política tiene que «acabar con los privilegios» que la han llevado a ser denominada una casta. Las propuestas van desde una mayor transparencia, hasta control de gastos y castigos ejemplares a los corruptos.

En esta línea está la ley anticorrupción que la ministra de Justicia, Paola Severino, prepara para presentar en el Parlamento y que le está quitando el sueño a causa del rechazo por parte del partido Pueblo de la Libertad a algunas propuestas por afectar a las causas pendientes de Silvio Berlusconi.

Propone una serie de rígidas reglas de incompatibilidad y de códigos de éticos en el sector público, sobre todo en sanidad y en obras públicas, sectores donde la corrupción es mayor.

17/Octubre/2012 – 09.43hrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: