¿Sabe usted De qué va el Juicio del Siglo en Brasil? Claves y escándalo

BRASIL.

Por Karla Castellano /Karlacastellanoj85@gmail.com

Con 38 acusados, más de 600 testigos, y un expediente de mas de 40.000 páginas, inició el pasado 2 de Septiembre del presente año el Tribunal Supremo brasileño, un juicio que causó gran revuelo en Brasil principalmente en las fibras mas internas del Partido de los Trabajadores (PT), que ha llevado la mirada del mundo al país de las sambas y las garótas.

“El Juicio del Siglo” así llamado por grandes letrados, analistas, entre otros, abrió investigaciones a 38 acusados de supuestos hechos de corrupción que en el año 2005 puso de cabeza al régimen del entonces presidente Luis Ignacio Lula da Silva.

El hecho se refiere al “más atrevido y escandaloso esquema de corrupción y desvío de dinero público descubierto en Brasil”, según palabras del procurador general de la República Roberto Gurgel, donde utilizando una complicada trama de desvíos de dinero público y privado, se financió las campañas de Lula a la presidencia en el año 2002, de otros políticos del Partido de los Trabajadores (PT) y de otras cuatro formaciones a diversos cargos.

Además de estos financiamientos ilegales, se habría sobornado en los años 2003, 2004 y 2005 a muchos diputados con la finalidad de que votaran a favor de los proyectos que proponía el Gobierno de Lula, -que había asumido sin mayoría parlamentaria-

Según investigaciones realizadas por la policía Federal durante el tiempo que se cometieron los delitos fueron malversados 101 millones de reales aproximadamente (lo que seria en la época unos 42 millones de dólares).

El escándalo se dio a conocer por el exdiputado Roberto Jefferson, otro de los acusados y actual presidente del Partido Laborista Brasileño (PTB), quien hizo público en junio de 2005 que el PT había pagado cuatro millones de reales (entonces 1,6 millones de dólares) por el apoyo de esa formación al Gobierno de Lula.

El magistrado Joaquim Barbosa, consideró el 19 deOctubre del 2012 culpables los delitos que se le imputan a Dirceu, quien entre 2003 y 2005 fue el “hombre fuerte” del Gobierno de Lula da Silva, y también al expresidente del PT José Genoino, al entonces tesorero de esa formación Delubio Soares y a otros diez acusados.

Según el juez el grupo corrupto estaba compuesto por un núcleo político, otro publicitario y un tercero financiero, que operaban en conjunto y dependían directamente de José Dirceu, a quien consideró como el “jefe de toda la estructura”.

El núcleo político operaba desde el corazón del PT y, además de Dirceu, también lo integraban Genoino y Soares, sostuvo Barbosa.

El núcleo publicitario estaba compuesto por el empresario Marcos Valerio Fernandes y sus socios, en cuyas empresas se blanqueaba el dinero obtenido con contratos arreglados con organismos públicos y se distribuían los recursos entre diputados sobornados y otros políticos vinculados a lo que Barbosa calificó de “pandilla”. Según la revista brasileña Veja, el empresario Marcos Valério, dijo que “todo lo que hacía era del conocimiento de Lula” quien ha declarado falsa toda acusación de este caso.

El Banco Rural (privado) conformó núcleo el financiero; los directivos otorgaron préstamos ficticios o sin las debidas garantías tanto a Fernandes como al propio PT.

El Juez Barboza ha condenado a todos los considerados culpables por otros delitos en este mismo juicio, por lo que si los otros ocho magistrados del Supremo respaldan la opinión del instructor las penas que se dictarán al final del proceso serán considerablemente más altas.

Entre los que se encuentran líderes históricos del Partido de los Trabajadores (PT), como el ex presidente José Genoino; el ex tesorero Delubio Soares; el ex ministro jefe del Gabinete Civil del gobierno Lula, José Dirceu; y el publicitario Duda Mendonca, encargado de la exitosa campaña que llevó a Lula al gobierno.

¿Por qué no juzgar a Lula?

Y aunque el Tribunal se ha negado a procesarlo, es evidente que empaña considerablemente la imagen de un político adorado por su pueblo y reconocido internacionalmente como el hombre que acabó con la pobreza en Brasil y logró modernizarlo. No Obstante esto deja mucho que pensar acerca del héroe suramericano.

¿A quien beneficia?

Sin duda alguna a Dilma Rousseff, ya que ha sido bajo su gobierno donde se juzgó y condenó a los corruptos, a ocho ministros y una docena de funcionarios públicos heredados de Lula que Rousseff ha expulsados de su administración por estar vinculados a prácticas corruptas.

20/Octubre/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: