Opinión: La crisis de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

OPINIÓN.

Por: Isabel Erreguerena*

Cuando el Presidente Hugo Chávez denunció la Convención Americana a principios de septiembre, la crisis de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se hizo evidente. Sin embargo, esta crisis va mucho más allá de la denuncia de Venezuela, ya que varios Estados han atacado a la  Comisión Interamericana, como es el caso de Ecuador y Brasil. 

El primer elemento que motivó esta crisis es el cambio en los esquemas de poder de América Latina. Cuando se estableció el sistema interamericano de derechos humanos un gran número de países estaban gobernados por dictadores. La transición a la democracia ha hecho que muchos gobernantes argumenten que su funcionamiento es anacrónico. Es importante mencionar que dicho argumento no parece convincente, ya que exista una democracia no garantiza el respeto a los derechos humanos. Aun en las democracias más eficientes existen casos de violaciones de derechos humanos. Asimismo, habrá que ser cuidadosos que la democracia no se use como un  argumento mayoritista sobre los derechos de las minorías. Entendiéndose que bajo el pretexto de que se está en una democracia se puedan violar los  derechos de los que piensan diferentes y no apoyaron al gobierno en el poder. 

El segundo elemento que alimentó la crisis es la falta de credibilidad en la Organización de Estados Americanos (OEA). La OEA lleva años siendo criticado por Estados que consideran sus posiciones que han sido catalogadas como “incongruentes” o “parciales”, este sentimiento fue contagiado hacia la Comisión Interamericana. Aunado a esto, ha habido un rompimiento entre la OEA y la Comisión Interamericana, ya que en varias ocasiones ambos órganos se han separado de las declaraciones que ha hecho el otro. 

La culminación de este conflicto se dio cuando el Secretario General de la OEA José Miguel Insulza declaró sobre el caso de la hidroeléctrica Belo Monte (Brasil). Dicho caso desató un conflicto entre el gobierno de Brasil y la Comisión Interamericana. El conflicto versa sobre la emisión de las medidas cautelares emitidas por la Comisión en la construcción de una hidroeléctrica en favor de una petición hecha por varios grupos indígenas que habitan esa zona. El argumento del gobierno de Dilma Rousseff es que la Comisión no está facultada para emitir medidas cautelares porque dichas potestades no emitan de ningún tratado, sino de su reglamento. Seguido a estas declaraciones Brasil retiró a su Embajador ante la OEA. El Secretario General Insulza declaró que lo dicho por Brasil era cierto. Al respecto, la Comisión se pronunció indicando que está facultada por la costumbre internacional, ya que lleva años emitiendo dichas medidas.

Además de dichos elementos, se suman muchos otros como los es el sentimiento antiglobalización que existe en los ciudadanos latinoamericanos que los lleva a rechazar este sistema. Asimismo, existe una crisis de recursos en la Comisión donde gran parte de su financiamiento depende de donaciones potestativas. También existe una falta de credibilidad respecto a la falta de transparencia en el nombramiento de Comisionados. 

Dicho panorama llevó a que los Estados decidieran empezar en la 42º Asamblea General de la OEA en Cochabamba, Bolivia un proceso de fortalecimiento de la Comisión que se está llevando a cabo actualmente y terminará en marzo de 2013. En mi opinión, este ejercicio se debe ver como una oportunidad para mejorar a la Comisión y la sociedad de civil debe alzar la voz para dar a conocer sus preocupaciones. 

Algunos de  los puntos que considero se deben de abordar son: a) la necesidad de reformar el esquema financiero de la Comisión, ya que el actual no es sostenible, b) se debe fortalecer la relación de la Comisión con la OEA y, c) se deben abordar las preocupaciones de los Estados respecto a las medidas cautelares.

 22/Octubre/2012 – 23.05hrs

*Isabel Erreguerena es portadora de la Beca del Fondo de Alumnos del Programa en Estudios de Derecho Internacional en Washington College of Law, American University donde actualmente estudia la maestría en Derecho Internacional. También ha colaborado en proyectos de investigación relacionados con la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México y trabajó en el área legal de la Misión Permanente de México ante Naciones Unidas en Nueva York. Correo electrónico: isaerre@gmail.com. Twitter: @isaerre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: