Gobierno argentino agradece a las Naciones Unidas mediar el conflicto con Ghana

ARGENTINA.

LA INFORMACIÓN.- El Gobierno argentino agradeció hoy que la ONU haya aceptado mediar en el conflicto que mantiene con Ghana por la retención “ilegal” de la fragata “Libertad” y denunció la “extorsión” que sufre su país por parte de fondos buitres con los que “jamás” negociará porque son “los piratas del siglo XXI”.

“Hemos venido a alertar sobre este verdadero acto de extorsión de los fondos buitres”, afirmó el canciller argentino, Héctor Timerman, tras reunirse en Nueva York con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el presidente del Consejo de Seguridad, Gert Rosenthal, y el presidente de la Asamblea General, Vuk Jeremic. El ministro destacó en un encuentro con los periodistas antes de su regreso a Buenos Aires que el secretario general se comprometió a ejercer los buenos oficios de su oficina para conversar con las autoridades de Ghana ante una actitud, dijo, “claramente violatoria” del derecho internacional.

Así, confió en que la ONU pueda contribuir a resolver la polémica del buque a través del diálogo y los buenos oficios de sus máximas autoridades porque, según destacó, Argentina “siempre” ha tenido fe en el organismo “porque es la garante de la paz y la convivencia entre los pueblos” y debe hacer cumplir el derecho internacional.

El jefe de la diplomacia argentina viajó hasta Nueva York para recabar apoyos de la ONU y poner nombre y apellidos a los “piratas” detrás de los ataques contra su país: el magnate Paul Singer, titular del fondo buitre NML Capital, que reclama el pago de bonos soberanos que cayeron en suspensión de pagos a finales de 2001.”Argentina no tiene nada en contra de Ghana.

El problema son los fondos buitres, y hasta que no resolvamos el problema de los fondos buitres, que son los verdaderos piratas del siglo XXI, esto va a seguir sucediendo”, denunció Timerman, quien advirtió que su país no se sentará “jamás” a negociar “con piratas”.En concreto, el canciller se preguntó “de dónde sale el dinero del señor Paul Singer y por qué opera desde Islas Caimán” y denunció que el titular del fondo NML, a quien Argentina “no reconoce ninguna deuda”, es una persona “que actúa en contra del desarrollo” y que, según dijo, “opera dentro de márgenes de la ley bastante dudosos”.

Por ello, reiteró su llamamiento a la comunidad internacional -“al G-20, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la ONU”- para que se unan contra los fondos especulativos y acaben con este “flagelo” del siglo XXI que desde paraísos fiscales “asaltan” a países soberanos “que han respetado y respetarán siempre la ley”. El jefe de la diplomacia argentina dijo que, “como gesto de buena voluntad”, su país está dispuesto a usar “todas las opciones” que ofrece el sistema judicial de Ghana, aunque avanzó que, una vez que se agoten esas instancias, su país recurrirá a los tribunales internacionales.

Después de su reunión con el presidente del Consejo de Seguridad, el canciller dijo que el episodio con Ghana “no es un problema que afecte a la paz mundial” pero su Gobierno quería alertar al máximo órgano de decisión de la ONU “de las graves consecuencias que tiene el no cumplimiento de las convenciones internacionales“.”Somos los países pequeños y medianos los que tenemos que hacer cumplir la legalidad internacional porque no contamos con ningún otro medio, salvo la justicia y el derecho internacional”, añadió Timerman, cuya delegación se entrevistó también con la consejera legal de la ONU, Patricia O’Brien.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, ordenó este domingo evacuar a la tripulación para evitar “una gran tragedia humana” de la que el canciller responsabilizó a las autoridades de Ghana, tras un fallo “injusto” de la justicia de ese país que le prohíbe abastecerse del combustible para su buen funcionamiento.“Mi misión es que no ocurra ninguna desgracia, yo no puedo estar negociando la seguridad de las tropas argentinas”, indicó Timerman, quien precisó que la retención del buque cuesta “unos 3.600 dólares diarios”, y reiteró que la tripulación, “incluidos los marinos y oficiales extranjeros”, llegarán a Buenos Aires este miércoles.

La fragata “Libertad” está retenida desde el pasado 2 de octubre, tras una decisión de la justicia ghanesa que aceptó la demanda de embargo interpuesta por el fondo NML, que reclama a Argentina una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos soberanos que entraron en mora al final de 2001. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: