Masajista en Tailandia asegura poder aumentar el tamaño de los senos con puñetazos y golpes

TAILANDIA.

OCHOLEGUAS.- Cuando se trata de masajes, Bangkok nunca deja de sorprender. Dejando los finales felices aparte, se está poniendo de moda el «masaje de bofetadas», por sus propiedades cosméticas en diferentes partes del cuerpo.

Khemika dando un masaje de aumento de pecho

Hace unos meses fue noticia Khemika Na Songkhla, una masajista en Bangkok que aseguraba poder aumentar la talla de sujetador de sus clientes a base de suaves tortas, puñetazos y golpes en la parte interesada. Kemikha aseguraba haber aprendido está técnica de su abuela, y lo demostraba en un video publicado en el diario local Bangkok Post. ¿Será el aumento consecuencia de la inflamación provocada por los golpes? No estoy segura y no estoy dispuesta a llegar hasta el fondo de la cuestión en aras del periodismo de investigación, pero la cantidad de féminas dispuestas a pagar 450 euros para lucir escote sin ayuda de la cirugía no ha hecho más que aumentar. Además de subir la talla de la copa, la técnica de abofetear el pecho promete reducir el espacio entre ellos y hacerlos más turgentes. Para demostrar su eficacia, Khemika mide el contorno de pecho antes y después de cada sesión, y pide a sus clientes que firmen la veracidad de los datos. En 2003, fue el propio Ministerio de Salud tailandés quién aprobó las técnicas de Khumika como alternativa natural a la cirugía para el aumento de pecho.

Khun Khemika se ha convertido en una especie de celebridad, y su negocio se ve beneficiado por un sector en auge en Tailandia, el del turismo médico. La moda de combinar viajes y tratamientos, que pueden ir desde una cadera nueva a un lifting, no deja de crecer con Asia como líder absoluto. Más de un 89% del turismo médico viajó a Tailandia, India o Singapur en 2010, con Bangkok y Singapur encabezando la lista. Pero el elevado coste de tratamiento y alojamiento en Singapur convierte a Bangkok en la capital del turismo médico del mundo. De los 19 millones de turistas que visitaron Tailandia en 2011, se estima que 500.0000 lo hicieron por razones médicas.

Siguiendo con Khemika, su última aventura empresarial que puede reportarle fama mundial es haber formado a una masajista tailandesa que ha abierto un local en San Francisco, Tata Massage, esta vez para el masaje facial a base de tortas, que asegura devolver la firmeza y el buen tono a las pieles sometidas a los rigores de la vida moderna. El local abrió el 23 de octubre y el interés de la prensa y los clientes no se ha hecho esperar. Khumika es por el momento la única persona del mundo acreditada en esta técnica para aumentar el tamaño del pecho, y los cursos para formar a futuros abofeteadores ya tienen candidatos dispuestos a pagar 260.000 euros.

Ahora que lo pienso, ¿no era eso lo mismo que Vivien Leigh caracterizada de Escarlata O’Hara hacía en Lo que el viento se llevó para resultar más atractiva? ¿Pellizcarse los mofletes antes de salir? ¡Nada mejor que un par de tortas cada mañana frente al espejo para lucir joven y lozana!

25/Octubre/2012 – 03.45hrs

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: