Italia: Inicia la batalla por la sucesión de Silvio Berlusconi

ITALIA.

ABC.- Silvio Berlusconi fue durante 18 años un monarca absoluto en el partido que fundó. Su anuncio de no presentarse en las próximas elecciones de abril como candidato a primer ministro ha desatado ya un terremoto político en el centro derecha y la lucha por la sucesión. A sus 76 años, «Il Cavaliere» se ha visto obligado a abandonar su trono porque las encuestas, despiadadas, fotografiaban una situación desastrosa: Su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL) obtendría, según diversos sondeos, entre el 15 y 17 por ciento de los votos, situándose como tercera fuerza política, por detrás incluso del «Movimiento 5 Estrellas» del cómico Grillo. Y el Instituto Piepoli cifra en el 11 por ciento la confianza de los electores en Berlusconi, frente al 14 % de Angelino Alfano, el actual secretario político del PDL. Esta debilidad de Silvio Berlusconi ha permitido que en su partido, acosado también por numerosos casos de corrupción, se crearan una serie infinita de feudos y corrientes. Ahora, por primera vez, esa fuerza política que nació y creció modelada por «Il Cavaliere» se enfrenta a la designación democrática de un líder mediante elecciones primarias que se celebrarán el 16 de diciembre. Será un proceso con grandes repercusiones en la geografía política italiana, en particular en el centro derecha, porque nada será ya como antes.

El proyecto de Silvio Berlusconi , o al menos su deseo, es el de tutelar en la sombra la sucesión y que al frente del partido continúe Angelino Alfano. Este vencerá seguramente las elecciones primarias, porque hasta ahora solo se le contraponen otras dos figuras próximas a Berlusconi menos relevantes, como son el exministro Giancarlo Galán, y la exsubsecretaria Daniela Santanché, aunque se esperan otras candidaturas en los próximos días.

Monti, «líder de los moderados»

Con su retirada, Berlusconi confía en que pueda recomponerse una coalición de centroderecha que incluya a los democristianos de Pierferdinando Casini, quien hasta ahora había rechazado esa posibilidad por considerarse incompatible con «Il Cavaliere». Lo mismo podría decirse de la Liga Norte. El sueño de Berlusconi es que al frente de esa coalición figure el primer ministro Mario Monti, quien está llamado a seguir jugando un papel importante en la política italiana tras las elecciones. El propio Silvio Berlusconi le lanzó a Monti en esta semana en un encuentro privado este mensaje: «No renuncio a la idea de que sea el líder de los moderados».

En definitiva, Berlusconi renuncia definitivamente a ser candidato a primer ministro, porque sufriría una dura derrota, pero no quiere desaparecer de escena ni se retirará a alguna de sus posesiones en el Caribe. Hasta sus más allegados le pidieron que se retirara y se dedicara a salvar sus empresas. Con procesos judiciales aún pendientes, «Il Cavaliere» seguramente intentará, además, garantizarse una inmunidad con un escaño en el Senado.

26/Octubre/2012 – 14.15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: