El escándalo por abusos sexuales en la BBC salpica a políticos británicos

GRAN BRETAÑA.

Con los periodistas de la BBC en guerra civil con sus ejecutivos por las consecuencias de los abusos sexuales del presentador televisivo Jimmy Saville y para no ser sus chivos expiatorios, una amplia y poderosa red de pedófilos impunes hasta ahora vincularía al excéntrico DJ con un ex primer ministro británico en Downing St., con uno de sus ayudantes “senior”, parlamentarios y políticos.

El caso de los abusos sexuales del fallecido presentador televisivo Jimmy Saville amenaza con la guerra civil interna en BBC. Los periodistas no quieren pagar como chivos expiatorios por una probable vieja y amplia red de pedofilia, hasta ahora impune, y que vincularía al excéntrico DJ con un ex primer ministro británico, parlamentarios y otros políticos.

Savile, presentador estrella entre los años 60 y 80, fallecido el año pasado, sería la punta de un iceberg –aunque la policía investiga 114 abusos sexuales cometidos por él– de una enorme mafia de pedofilia, que incluiría también a ex directivos, staff y artistas vivos y muertos de la BBC, que se extendió por años sin ser detectada.

La policía británica ha comenzado a investigarla después de que el parlamentario laborista Tom Watson lo informó a la Cámara de los Comunes. Delante del premier conservador David Cameron, dijo que existía “clara inteligencia” para vincular a un grupo del “establishment” político y social con una red de pedofilia, durante la interpelación parlamentaria del miércoles.

Watson pidió que “sea reexaminado el caso de Peter Righton”, condenado en Gran Bretaña por importación de pornografía infantil desde Holanda en 1992. “Si esa evidencia aún existe, contiene una clara pista de una amplia red de pedofilia”, informó.

Atónito, Cameron respondió que observaría el caso detalladamente para ver qué puede hacer el gobierno.

“Usted está elevando un caso muy difícil y complejo”, dijo.

Un sinfín de especulaciones explotaron en los salones y los bares de la Cámara de los Comunes después de esta mención. Algunos identificaron al supuesto ex premier como el conservador y navegante Edward Heath, que murió soltero el 17 de julio de 2005 y sufrió hasta ahora infundados rumores sobre relaciones sexuales con jovencitos. Otros lo identificaban como Sir Peter Morrison, un ex ayudante senior en Downing St en los gobiernos de Margaret Thatcher, ya muerto. Pero Watson aparentemente se refería a un ex funcionario de Thatcher aún vivo.

Cameron se preguntó sobre el rol de la BBC en este escándalo y cómo consiguió Savile permanecer indemne tanto tiempo. Si la red de pedofilia con alcances parlamentarios y en el Ejecutivo se comprueba, la respuesta para el encubrimiento está en esas conexiones.

Ayer la policía británica allanó la cabaña de Savile en las montañas Highlands escocesas, que permanece intacta desde que murió. Se registraron al menos 20 casos de abuso en esta remota casa, donde el príncipe Carlos fue varias veces invitado. Creen que puede haber aún evidencias intactas.

La BBC atraviesa la peor crisis de credibilidad de su historia.

Periodistas, editores y ejecutivos han declarado una guerra sin cuartel en defensa de su trabajo y de su independencia, ante los rumores de que “alguien” en la estructura estaba protegiendo a los pedófilos.

FUENTE: EL CLARÍN – ARGENTINA  / MARÍA LAURA AVIGNOLO

28/Octubre/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: