La vida en prisión no resulta fácil para las Pussy Riot

RUSIA.

La vida en prisión no está resultando fácil para las dos integrantes de ‘Pussy Riot’. Maria Aliojina, de 23 años, ha pedido ser confinada en una celda de aislamiento. La medida habitualmente se utiliza como castigo para las presas indisciplinadas. Pero las “tensas relaciones” con otras presas han movido a Aliojina a pedir este traslado, según han explicado fuentes de la prisión a la agencia RIA Novosti.

Aliojina está desde octubre presa en el remoto penal número 32 de Perm, situado en los Urales. Según los conocedores de las prisiones rusas, la adaptación ha de ser muy difícil para una joven universitaria moscovita como ella. A las seis de la mañana se forma en el patio, se hace ejercicio aunque nieve y se pasa la mayor parte del día cosiendo uniformes. Son habituales los casos de acoso y las peleas, y presas ‘de confianza’ de la dirección de la cárcel se encargan de mantener el orden rutinario. A estos problemas se añade que María Aliojina es vegetariana y sólo se le proporciona un menú basado en carne.

Nadia Tolokonikova, la más conocida de las procesadas, estáingresada en una prisión de Mordovia, a unos 600 kilómetros de Moscú. Igual que Aliojina, cumple condena de dos años por irrumpir en la catedral de Moscú cantando una oración contra Putin. Los abogados de ambas han intentado sin éxito que se suavice su condena por el hecho de ser ambas madres de niños pequeños.

Nueva causa contra la banda

Parecía que la Justicia había dicho ya su última palabra contra estas chicas. Pero lejos de olvidar el caso, la Justicia rusa estudia la demanda por extremismo interpuesta por la Fiscalía contra el vídeo de esa‘plegaria punk’. La Fiscalía ha decidido presentar la denuncia tras realizar un estudio psicológico y lingüístico del contenido del vídeo, que ha recibido cientos de miles de visitas en Youtube. Si el veredicto es de culpabilidad, el vídeo será prohibido en todo el país

Las Pussy Riot van de escándalo en escándalo. La tercera de las integrantes del grupo ruso de música punk procesadas, Ekaterina Samutsevitch, a la que el Tribunal Municipal de Moscú concedió la libertad condicional, se ha mostrado dispuesta a solicitar la revocación de licencias de abogado a Mark Feiguin, Nikolai Pólozov y Violeta Vólkova que anteriormente habían representado al grupo. Cree que defendieron mal la causa y denuncia que no le han devuelto documentos que le pertenecen.

22/Noviembre/2012.

FUENTE: http://www.elmundo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: