Delincuentes de cuello blanco ocupan altos cargos del Gobierno de Evo Morales

BOLIVIA. 

ABC.- Una red de extorsión integrada por altos cargos de los ministerios de la Presidencia y de Gobierno, dos de los más importantes del Gabinete de Evo Morales, fue desbaratada este martes en Bolivia. La red fue descubierta cuando pretendía cobrar al empresario estadounidense Jacob Ostreicher para lograr su liberación en un cuestionado juicio por narcotráfico y legitimación de ganancias ilícitas.

El caso Ostreicher cobró relevancia cuando el pasado 30 de octubre el actor estadounidense Sean Penn hizo gestiones a su favor ante el Gobierno boliviano, durante una visita a Evo Morales para evaluar la ayuda que Bolivia podría ofrecer a Haití.

Catorce implicados

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó este miércoles que durante esa visita asumió el compromiso de investigar a fondo el caso, tras lo cual fue descubierta la red, integrada por al menos catorce miembros; entre ellos, dos asesores jurídicos del Ministerio de Gobierno, un director del Ministerio de la Presidencia, un juez, un jurista que se hacía pasar por empleado estatal y seis ex funcionarios de la Dirección de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados.

El cabecilla sería el ahora ex asesor del Ministerio de GobiernoFernando Rivera Tardío. Entre otros casos, Rivera tenía como misión llevar adelante un juicio por terrorismo contra ciudadanos extranjeros y líderes de la oposición política en el oriente del país.

El ex asesor también demandó por secuestro a los indígenas que se oponían a la construcción de una carretera por el parque ecológico Tipnis, quienes en su afán por llamar la atención retuvieron durante unas horas al canciller boliviano, David Choquehuanca. El propio Choquehuanca aclaró después que no hubo tal secuestro.

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, encargado de la investigación, informó de que la red fue descubierta cuando intentó cobrar a Ostreicher 50.000 dólares para su liberación, además de pedirle la renuncia a los bienes incautados en el momento de su detención, entre ellos 20.000 toneladas de arroz que la banda ya había vendido de forma irregular.

Hospitalizado

Pero además de la extorsión, los asesores habían logrado, bajo amenazas, que un juez revierta su decisión de liberar a Ostreicher por falta de pruebas. El empresario permanece detenido desde junio de 2011 por un proceso que, según denunció desde un principio, fue montado para arrebatarle sus bienes.

Durante ese tiempo su salud se ha deteriorado y permanece bajo custodia policial en un hospital, desde donde este miércoles declaró a un canal de televisión que siente que «esta vez se hará justicia».

Para el Gobierno, esta es una prueba de que no aceptará la corrupción en sus filas. «Tras haberse hecho público este caso, ya hemos recibido otras denuncias por extorsión, incluso por sumas mayores», declaró Pérez. Luego pidió a los bolivianos que denuncien este tipo de hechos irregulares.

29/Noviembre/2012

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: