Marian Frías: “Tenemos que escribir nuestro propio Kamasutra”

SEXUALIDAD.

EL MUNDO.- Psicóloga, sexóloga, conductora de los programas ‘Sex Academy’ en Cuatro y ‘Hablar de sexo con papá y mamá’ en Neox, colaboradora en distintos espacios televisivos como ‘El gran Debate’ o ‘El programa de AR’ y ahora, también es escritora. Marian Frías es una todo terreno de la vida que une la psicología y el sexo dentro de un mismo todo, porque, dice, el sexo es una postura existencial más en la vida. “Si una persona tiene ante la vida una actitud de flexibilidad y descubrimiento, en sus relaciones sexuales también la tendrá”.

Por ello, mantiene firmemente que el sexo hay que vivirlo como un viajero y no como un simple turista. “El turista es aquel que coge la guía y va a los puntos concretos, mientras que el viajero se permite perderse entre las calles y descubrir rincones nuevos. El sexo es lo mismo, no me puedo centrar en buscar sólo la catedral porque entonces me pierdo el resto de la ciudad”. Un símil con el que pretende romper tópicos como que el placer está sólo en el orgasmo.

Y así, con esta filosofía, escribe ‘No molestar’, su primer libro, con el que pretende dar respuesta a todas aquellas cosas que trabaja cada día en su consulta, y admite que no encuentra en ningún libro. “Lo que yo hablo en consulta me cuesta encontrarlo en un soporte físico. Si cala tan sólo una frase de este libro, es más que suficiente”, reconoce.

Responsabilízate de tu propio placer

Los psicólogos estadounidenses, Shere Conrad y Michael Milburn, introdujeron recientemente el término de ‘inteligencia sexual’. Es decir, cuando tú te conoces, te escuchas a ti mismo, sabes cuáles son tus puntos de placer y aprendes a comunicárselos a la otra persona, lo que hace que tu vida sexual sea más plena.

Así, el objetivo de ‘No molestar’ no es otro que decir “para, detente, date un tiempo para ti”. Lo más importante, asegura su autora, es conocernos a nosotros mismos como personas en todas las facetas de la vida. Saber cuáles son nuestros objetivos, nuestros sueños, nuestras capacidades, actitudes y, por ende, también cómo somos con respecto al sexo, qué es lo que nos gusta y nos hace sentir bien, porque “sólo nosotros somos responsables de nuestro propio placer”, admite.

Debemos decirle al ‘otro’ qué es lo que nos gusta y lo que no. Es complicado, pero ése es el camino”, reconoce la experta. Además, matiza que no es algo cultural ni tiene que ver con las generaciones. “Todavía nos cuesta mucho decir lo que nos gusta. Es cierto que se habla más de sexo pero, una cosa es el discurso público y otra es nuestra parte personal”, afirma.

Otro de los aspectos donde quiere incidir es en ver la sexualidad como un amplio abanico de posibilidades donde tienen cabida otras muchas cosas, que las meramente establecidas. “Tenemos que empezar a ver el sexo como placer y no solamente como orgasmo, como cuerpo y no sólo como genitales, como una manera de estar en el mundo”, admite, y por ello hace hincapié en que el disfrute no es sólo lo que hacemos, sino la actitud que tomamos. “La sexualidad es algo propio e individual, por eso debemos conocernos a nosotros mismos muy bien para después podernos encontrar con el otro”.

Ocuparse de la relación

Dentro del amplio y complejo ‘mundo de las relaciones’, la experta tiene claro que lo que lo que deteriora la relación de pareja es, precisamente, dejarse de ocupar de la relación de pareja. Asegura que, aunque es una mezcla de otros muchos factores, el signo de aviso más importante de que algo no marcha bien en una relación es la falta de disfrute en general. “No me lo paso bien con mi pareja, no me río y no estoy cómoda. Es el punto de partida de que algo no funciona”.

Por ello, anima y alienta a cambiar las cosas si de verdad queremos hacerlo. Si escuchamos nuestro discurso interno, asegura, a todos nos gustaría cambiar algo. “Hacer cosas diferentes para que el resultado sea distinto, ¿por qué no hacerlo?”. Así, recomienda pensar en lo que nos gusta, lo que nos gustaba al principio, empezar a jugar y probar cosas nuevas. “Tenemos que crear nuestras propias historias, escribir nuestro propio Kamasutra”, aconseja.

El enamoramiento, explica, es la primera parte del río, donde nos lleva la corriente. Aquí todo nos apetece mucho más. Después llega la segunda parte, que es donde hay que remar: si no remo, se va la pasión, el amor y el disfrute. El problema, por tanto, está en creer que el sexo es una consecuencia y que no implica trabajo. “Tengo que poner atención e intención en las cosas que hago. Al sexo le pedimos mucho y hacemos muy poquito por él”.

Y así, el punto de partida de todo, insiste, está en tomar conciencia de uno mismo y responsabilizarse de la propia felicidad, porque “cuanto mejor estés contigo, mejor serán tus relaciones. Si quieres que tu relación funcione ámate mucho tú, si quieres que tu vida sexual funcione, conócete mucho tú”.

03/Enero/2013.

logo FACTOR INTERNACIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: