Arabia Saudita decapita joven sin proceso judicial justo

ARABIA SAUDITA. 

Solicitudes de clemencia de gobierno de Sri Lanka fueron ignorados.

FACTOR INTERNACIONAL / Carolina Álvarado .- Rizana Nafeek originaria de Sri Lanka, fue decapitada como pena por el presunto asesinato de un de un bebé de cuatro meses en Arabia Saudita, donde se le condenó luego de un proceso legal, aislado de los derechos humanoS, una investigación no calificada y sin  derecho a la defensa.

Residenciada en Arabia Saudita muy alejada de su Sri Lanka natal, la joven buscaba una nueva oportunidad en la vida luego de perderlo todo por el tsunami que arrasó su ciudad en 2005. Así Nafeek consiguió trabajar cuidando el niño de una familia saudita, donde a los meses de darle cuidados el bebé pereció en sus brazos al, según indicó la acusada, ahogarse con la leche cuando lo alimentaba.

La familia acusó a la cuidadora de asesinato premeditado, ya que el fallecimiento sucedió luego de una discusión con los padres del niño. Rizana fue apresada en Arabia saudita, sin embargo sus papeles (falsos) indicaban que tenía 23 años, pero no fue realizada la verificación de datos ante Sri Lanka con lo que hubiesen podido constatar que la chica sólo tenía 17 años al momento del incidente.

Tal y como sucede en la mayoría de los casos en la nación saudita, cuando el prejuicio determina el destino de un acusado antes de comenzar siquiera un proceso judicial, fue condenada a la pena de muerte, sin un juicio que contara con una investigación exhaustiva que esclareciera los hechos, ni  la debida traducción a la acusada durante el litigio, así como el acompañamiento de un abogado defensor  durante los primeros interrogatorios en los cuales, indicó Nafeek, fue forzada a firmar una declaración con hechos no verdaderos, vulnerando sus derechos humanos.

El gobierno de Sri Lanka representado por su presidente, Mahinda Rajapaksa, solicitó en reiteradas oportunidades clemencia para la joven a las autoridades de Arabia Saudita, sin embargo sus peticiones fueron ignoradas, acción que fue deplorada  y rechazada por el primer mandatario.

El caso de Rizana Nafeek, despertó serias crítica por parte de las organizaciones internacionales que velan por el cumplimiento de los derechos humanos en el mundo, tal es el caso de Amnistía Internacional, quien a través de Philip Luther, director del programa para el Medio Oriente y el Norte de África de Amnistía Internacional expresó “una vez más que están fuera de paso con sus obligaciones internacionales con respecto al uso de la pena de muerte”.

Esta situación no es la única en su estilo en Arabia Saudita donde  su sistema judicial es considerado hostil e injusto y por lo general “a los acusados rara vez se les permite que los represente formalmente un abogado y en muchos casos no se les informa sobre el progreso de los procedimientos legales contra ellos” tal y como lo declaro Amnistía Internacional.

Altas cifras de penas de muerte ejecutadas en ese país son aplicadas a extranjeros, quienes en su mayoría con documentos falsos buscan una mejora económica para su precaria situación, de tal manera durante el año 2012 fueron ejecutadas 79 personas de las cuales 27 eran inmigrantes ilegales.

16/Enero/2013. – 18:25 hrs.

logo FACTOR INTERNACIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: