OPINIÓN: ¿Se viene ahora un Papa de América, África o Asia?

OPINIÓN. 

Por SERGIO RUBIN / DIARIO CLARÍN.

La sorpresiva renuncia del Papa Benedicto XVI reactualiza el interrogante acerca de la posibilidad de que un cardenal, no ya un no italiano, sino incluso un no europeo, sea electo pontífice.

Después de una decisión prácticamente inédita como la del actual jefe de la Iglesia de dimitir, crecen las posibilidades de que tradiciones y criterios tan establecidos puedan variar en la próxima elección papal y que se produzca una nueva sorpresa: que resulte electo un latinoamericano, un asiático o un africano.

No se trata sólo de una disputa geográfica, sino de fondo: Europa –de donde siempre salieron los papas- tiene un catolicismo prácticamente en retirada, con iglesias vacías y vocaciones en picada. Como contrapartida, África y Asia tienen regiones donde el cristianismo romano se expande con vigor. Y América Latina, si bien tiene claroscuros, contiene a más del 40 % de los católicos del mundo.

No obstante, no aparece hoy un firme candidato no italiano. De hecho, el primer mencionado para suceder a Joseph Ratzinger es un europeo, y en particular, un italiano: Angelo Scola, arzobispo de Milán, acaso el preferido de Benedicto XVI. Pero habrá que ver si el colegio de cardenales, que es soberano, pero con mayoría de conservadores, se anima a mirar otras latitudes.

Después del batacazo que dio el cardenal Jorge Bergoglio en la elección papal pasada –se dice que sacó 40 votos en la segunda votación, siendo el más votado después de Ratzinger- y el peso que va ganando Latinoamérica en la Iglesia, es lógico que surja el interrogante acerca de si el purpurado argentino volverá a ser un papable.

Sin embargo, no parece que estén dadas las condiciones esta vez. Bergoglio ya pasó los 76 años, tiene algunas limitaciones físicas, nada graves, pero condicionantes para una tarea tan exigente como la de ser Papa. Lo que parece probable es que juegue un papel relevante en las discusiones del perfil del nuevo pontífice.

El otro argentino que participará de la elección y está en condiciones de ser electo es el cardenal Leonardo Sandri, ministro del Vaticano para las Iglesias Orientales. De perfil conservador, fue “la” voz de Juan Pablo II cuando su vida se apagaba. Tiene buena salud y una edad ideal: 70 años.

De todas maneras, no parece que lo más importante sea la procedencia del futuro Papa, sino su perfil ideológico. ¿Dará la Iglesia un gran viraje hacia una modernización después de dos papas conservadores?. Esa es la gran pregunta.

11/Enero/2013. – 12:15hrs.

logo FACTOR INTERNACIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: