OPINA UNA VENEZOLANA: “Habemus”

OPINA UNA VENEZOLANA.

Por Loly García.

Criticar al Vaticano porque acumula riquezas mientras buena parte de la humanidad muere de hambre pareciera, a mi entender, una fórmula infantil para buscar culpables. Culpables somos todos. Lo bueno de mi humilde pretensión de ensayo, es que siempre hablo desde mi ignorancia y siempre es lo primero que admito cada vez que opino. Disculpe que sea ignorante, pero es la ignorancia lo que menos debe avergonzar a la humanidad. Lo que si tengo claro, es que los ignorantes no solo tenemos derecho a opinar sino que opinamos así nada más, sin que nos pregunten, eso sí, mejor es siempre advertir que uno es un simple ignorante, no sea que quieran construir una nueva catedral de San Pedro con nuestra visión.

Benedicto VXI renunció. Tomó su helicóptero y, sin sus zapatos rojos, le dijo adiós a un mundo que pocos entendemos y que ha sido casi casi el epicentro del poder hasta que a Enrique VIII lo arrastraron con el aroma de un pubis infiel. De allí en más, siguió siendo poder de todas formas pues, para muestra la duda de lo poco o de lo mucho que ayudó o dejó de ayudar el Vaticano a los judíos durante el conflicto de “poderes” durante la II Guerra Mundial. Sobre Pio XII queda una nube gris que aún -con documentales y una inmejorable campaña publicitaria-, no han podido borrar. Pudieron haber hecho más…simplemente.

Lo cierto es que en San Pedro no gobierna nadie, pero tienen electricidad, funciona el correo, los fiscales de tránsito abundan en esas 44 hectáreas, no han devaluado y el turismo no ha disminuido un ápice por temor a nada. Todo sigue como si nada, la única diferencia es que, por ahora, nadie se asoma a la ventana a dar la bendición ni a opinar sobre condones. Sin embargo ¿hace falta un Papa? Supongo que sí, claro que sí, tal vez a mí no me haga falta pero a más de 120 millones de personas si, y eso es mucho más que mi solipsismo. Pocas instituciones han hecho tanto bien y tanto mal como ésta tolvanera, ésta “manera” de visualizar el mundo, de gobernarlo y de asumir camaleónicas posturas para defender, a veces,  lo indefendible. Algo bueno han hecho, si, pero han sido sus hombres y sus mujeres buenas, como el porcentaje bueno de los musulmanes o los buenos de los judíos. Los perversos, que abundan en cualquier estanque, han empañado el trabajo silencioso de una Teresa de Calcuta, un San Francisco de Asís, un San Agustín, un San Ignacio de Loyola o Sor Eugenia, la monjita que nos cuidaba en el colegio.

Ignoramos tanto sobre el Vaticano, creo que en la misma proporción que ignoramos los tentáculos de Al Qaeda, Hamás, Batasuna, Fatah, Sendero Luminoso, o cualquier movimiento de estos que pretenden liberar a la humanidad de las cadenas del “otro que no me gusta”. No los comparo, al contrario, pretendo deslindar organizaciones que han hecho mucho más daño en nombre de Dios pero somos incapaces de criticar, o ignoramos que existen o creemos que están tan distantes que no podrían hacernos daño,  tal vez porque el Vaticano ha sido más astuto, menos virulento, y por sobre todo, ha contado con hombres y mujeres nobles, de buen proceder, aunque no compartamos su fe. No hay Papa, pero el Vaticano sigue funcionando como un reloj…

A todos los rincones del mundo ha llegado un sacerdote, una monja,  para bien o para mal. Ahí está Fe y Alegría, una tablita de salvación para muchísimas familias sin recursos, que han preferido esta institución a una del Estado, para educar a sus hijos. No puedo culpar al Vaticano por la enfermedad mental de unos cuantos curas, la pedofilia es un demonio oculto en los tíos, o los mismos padres de niños abusados, la pedofilia está tan cerca de nuestros hijos como las ramas de un bosque espinoso, en toda la sociedad  y gremios se oculta uno. Lo condenable es el silencio del Vaticano y la protección, ese silencio que desgarra el alma de hombres y mujeres que transitaron una niñez desgraciada en manos de un infeliz, oculto detrás de una sotana.

Creo que habría más católicos si el silencio no doliera tanto. Creo que eso esperamos todos, un Papa que hable, que denuncie, que limpie…

05/Marzo/2013. – 12:00 hrs.

logo FACTOR INTERNACIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: