Venezuela: País de caos, desesperación y costumbre

OPINIÓN.

Por Jeannyree Calzadilla.

La situación en Venezuela es deplorable. Escasez de productos básicos, delincuencia, asesinatos, irrespeto por las leyes, caos, precios elevados, y lo peor de todo, el cáncer de nuestro país, la costumbre.

Sí, y es que la costumbre no es más que un habito adquirido y practicado frecuentemente, que mata desde relaciones sentimentales, hasta naciones enteras. En casos como Venezuela, se ha convertido en un hábito el vivir en un laberinto anárquico.

Algo incomprensible para muchas personas alrededor del mundo es la capacidad que tenemos de ver con absoluta normalidad situaciones que se salen del contexto común. Hablar a sangre fría de los asesinatos, robos, secuestros que se ven cada día, tomando estos escenarios como algo completamente natural.  Desgraciadamente, la realidad común es afrontar esto cada día, haciendo que a estas catastróficas circunstancias se les reste la importancia que ameritan.

Estos delitos, son cometidos día tras día sin que nadie haga nada. Vemos pasar y perder la vida de una persona, sin que exista una sanción penal. Son acciones tan típicas que ni siquiera se exige una reacción por parte de los organismos del Estado, sino que en muchas circunstancias se justifica el delito con frases como “¿quién lo manda a tener el teléfono afuera? ¡Le dije que no saliera a esa hora! ¡Eso te pasa por tonto! Entre otras. A estas personas que suelen justificar lo injustificable, deberían saber que una persona debe ser libre de comprarse lo que quiera, utilizarlo donde le provoque y tener libertad de tránsito para ir a cualquier lugar sin que nada le ocurra. Los organismos de seguridad del Estado deberían responder ante el mínimo intento de coartar estas libertades, y sancionar fuertemente a aquellos que transgredan los derechos de las personas.

Los ciudadanos tienen el deber de exigir que haya justicia en el país, y la obligación de demandar que los delitos no queden impunes. No debe ser permitido, y mucho menos aceptado, que en un país se incumplan las leyes y mucho menos que los encargados de velar por nuestros derechos sean cómplices de estos acontecimientos, se presten para la extorsión y la corrupción. Vergüenza dan las Fuerzas Armadas de Venezuela, vergüenza da la Policía Nacional, vergüenza dan todos los entes encargados de la seguridad del País.

 Acostumbrarse a vivir en caos y miseria, es aceptar su propia muerte y la de su nación. Venezuela actualmente vive en un ciclo de desgracias políticas, económicas y sociales. Estos infortunios generales han derivado en una patria sumisa, pobre, inculta, despreocupada, y que cada día que pasa, se impresiona menos de las calamidades a su alrededor. Escuchar comentarios como “la cosa no esta tan mal, no hay papel higiénico en todas partes, pero si se busca se consigue” O “hubo 50 muertos durante el fin de semana”  es algo no solamente deprimente, sino vergonzoso. Si se analiza realmente, 50 personas en 3 días, hablamos de que en 2012 hubo 21.692 muertes por violencia, cifras que únicamente se ven en una guerra. Ver como hemos pasado de ser uno de los países más ricos, progresistas, modernos y avanzados de Latinoamérica, a un país sumido en miseria, únicamente comparable con Haití. Actualmente Venezuela es el quinto país más violento del mundo.

Un mensaje que deben captar todos los venezolanos es no es normal que te roben, no es normal que te maten, no es normal que exista odio entre las sociedades, no es normal salir a la calle con miedo, no es normal no poder expresarte, no es normal no poder comprar lo que quieres, no es normal no conseguir los productos que necesitas en un supermercado, no es normal supeditarse a comer lo que se pueda y no lo que se quiera, no es normal que un policía te “matraquee”, no es normal que te extorsionen, no es normal la situación de Venezuela, no es una respuesta coherente y democrática decir “si no te gusta lo que ves entonces vete del país”, y sobre todo NO ES NORMAL QUE TE ACOSTUMBRES A ELLO.

Es hora de despertar, de abrir los ojos y de comenzar a exigir tus derechos. Deja de acostumbrarse y comenzar a buscar el cambio. Hoy es tu vecino, mañana pueden ser tus amigos, tu familia y hasta tu mismo.

 

jeann

Jeannyree Calzadilla es Licenciada en Estudios Internacionales graduada en la Universidad Santa María en Venezuela y con Máster en la Comunicación de los Conflictos Internacionales Armados, Sociales y de la paz, en la Universitat Autónoma de Barcelona, España. Ha colaborado en organismos internacionales como la Cruz Roja, Médicos sin Fronteras y voluntaria en la Asociación Española contra el Cáncer. Fiel defensora de los Derechos Humanos y creyente de los principios de igualdad y equidad. Twitter: @jeannyree

30/Junio/2013. – 10:14 hrs.

logo FACTOR INTERNACIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: