Fundador de Wikileaks teme que se le aplique pena de muerte

SUECIA.  LA GACETA.- Una pequeña habitación con todo lo indispensable: ducha, horno microondas, cinta para correr y ordenador con acceso a Internet. Así vive el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la Embajada de Ecuador en Londres, donde lleva dos meses recluido, según indicaron sus amigos a la agencia AFP. De momento no saldrá de allí. El … Sigue leyendo