Kenia Elecciones: Datos básicos y evolución política del país africano

KENIA ELECCIONES.

EL CONFIDENCIAL / EFE.

La República de Kenia celebra el 4 de marzo elecciones presidenciales, parlamentarias, senatoriales, regionales y municipales, las primeras desde la violencia postelectoral que sufrió el país entre 2007 y 2008.

Estos son sus datos básicos:

– SITUACIÓN: Kenia está situada en África Oriental. Limita al norte con Sudán del Sur y Etiopía, al este con el océano Índico y Somalia, al sur con Tanzania y al oeste con Uganda.

– SUPERFICIE: 580.367 kilómetros cuadrados.

– POBLACIÓN: 43.013.341 habitantes (estimación de la CIA en julio de 2012)

– CAPITAL: Nairobi.

– MONEDA: Chelín keniano.

– IDIOMA: Swahili e inglés (oficiales) y numerosos idiomas indígenas.

– RELIGIÓN: Protestantes (45%), católicos (33%), cultos animistas (10%), musulmanes (10%) y otras (2%).

– FORMA DE ESTADO: República. Miembro de la Commonwealth.

– GOBIERNO: Presidencialista. La Constitución entró en vigor en 1963 y fue enmendada en 1982, 1986 y 1991, y en 2010 se aprobó en referéndum una nueva Carta Magna. El actual presidente es Mwai Kibaki (desde el 30 de diciembre de 2002) y el primer ministro -y principal candidato presidencial- es Raila Odinga, que ocupa ese cargo de nueva creación desde el 17 de abril de 2008, en un pacto de Gobierno de unidad que sirvió para zanjar la violencia postelectoral de finales de 2007 y principios de 2008.

– PARTIDOS POLÍTICOS: La Alianza Nacional (TNA) y Movimiento Democrático Naranja (ODM) son los principales.

– ECONOMÍA: Su PIB per cápita es de 1.800 dólares (estimación de la CIA relativa a 2012).

El FMI prevé que Kenia crezca un 5,6 por ciento durante 2013.

Deuda Externa: 8.720 millones de dólares (junio 2012).

La exportación de flores y té, y el turismo son su mayor fuente de ingresos.

– EVOLUCIÓN POLÍTICA: Gran Bretaña proclamó en 1895 su protectorado sobre el África Oriental e inició una colonización que no pudo completar hasta después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

En 1952, la tribu kikuyu -la más numerosa en el país- inició una revuelta contra la dominación británica, con grupos organizados de guerrilleros que formarían la rebelión Mau-Mau.

Aunque se suponen vínculos entre los Mau-Mau y el líder nacionalista keniano Jomo Kenyatta, este renegó del movimiento.

Debido a estos sucesos violentos, a causa de los que fallecieron miles de kenianos y unos doscientos colonos, Kenia se mantuvo en estado de emergencia hasta 1960.

En 1961, Gran Bretaña otorgó una nueva Constitución y accedió a celebrar elecciones. La Unión Nacional Africana de Kenia (KANU) ganó los comicios, y Kenyatta fue nombrado primer ministro.

Kenia obtuvo la autonomía en 1962 y proclamó la independencia el 12 de diciembre de 1963. Un año después, se instauró la República y se proclamó un sistema unipartidista en el que Kenyatta asumió la presidencia y la jefatura del Gobierno.

El asesinato del ministro de Economía, Tom Mboya, en 1969 desató violentos choques interétnicos que el gobierno afrontó encarcelando a opositores y estrechando su alianza con Occidente, a pesar de mantener formalmente una actitud neutral.

El tribalismo y la corrupción han supuesto un escollo insalvable para el país africano desde su independencia.

La sucesión de Kenyatta provocó disensiones en el partido oficial y finalmente, en 1978, se impuso la línea continuista del entonces vicepresidente, Daniel Arap Moi, que se convirtió en el nuevo presidente.

En 1982, tras un intento de golpe de Estado, se reformó la Constitución para posibilitar un sistema de partido único.

Tras ser reelegido en 1988, Moi reformó de nuevo la Constitución y liberó a los presos políticos, pero las protestas continuaron y miles de personas fueron detenidas.

No fue hasta 1992 cuando las reivindicaciones por una democracia multipartita surtieron efecto, aunque el KANU y Moi se adjudicaron la victoria en esos comicios, y en los de 1997.

La primera victoria de la oposición se produjo en 2002, con el triunfo de la Coalición Nacional Arco Iris (NARC).

El 30 de diciembre de 2002, Mwai Kibaki -de la tribu kikuyu- fue designado presidente y formó gobierno con la intención de terminar con la corrupción y dotar al país de una nueva Constitución, pero en el referéndum organizado en 2005 ganó el “no”.

A finales de 2007, Kibaki se atribuyó la victoria en las elecciones, cuyo resultado fue muy ajustado tras un proceso ampliamente cuestionado por los observadores internacionales.

El líder opositor, Raila Odinga (de la tribu lúo), también se atribuyó el triunfo, tras lo que estalló una ola de violencia contra los kikuyu (seguidores de Kibaki), que más tarde contraatacaron.

La masacre dejó unos 1.300 muertos y más de 300.000 desplazados.

La violencia terminó con la firma de un acuerdo en febrero de 2008, que posibilitó la formación, en abril de ese año, de un Gobierno de unidad nacional en el que Odinga ocupó el cargo, creado ad hoc, de primer ministro, y Kibaki mantuvo la Presidencia

La nueva Constitución (2010) establece el puesto de primer ministro, crea un Senado como nueva Cámara alta del Parlamento y descentraliza la Administración, dando mayor poder a regiones y distritos.

Los principales aspirantes a la Presidencia el próximo día 4 son Odinga y el viceprimer ministro, Uhuru Kenyatta, actualmente imputado por la Corte Penal Internacional por supuestos crímenes contra la humanidad durante la violencia postelectoral.

28/Febrero/2013.-20:09 hrs.

logo FACTOR INTERNACIONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: